Santander: Gran tarde de Emilio de Justo y Ginés Marín, con un Finito desconcertado.

Sábado, 24 de Julio de 2021 00:00 administrador
Imprimir

Arriba: Gran estocada de Emilio de Justo a su primero, haciéndolo todo el torero.

Abajo: Extraordinario natural de Ginés Marín.

Crónica y fotos Miguel Redondo, enviado especial.

Sábado, 24 de julio de 2021. Santander. Tercera del abono de la Feria de Santiago, tarde de buena y agradable climatología,  algo más de ¾ de entrada sobre el 50% permitido. Buena corrida de Torrealta, destacando 2º, 3º y 5º. Finito de Córdoba, pitos y división de opiniones al saludar. Emilio de Justo, una y dos orejas. Ginés Marín, dos orejas y una oreja. De Justo y Marín salieron a hombros por la Puerta de Cuadrillas para respetar las medidas sanitarias por el covid. Morenito de Arles saludó montera en mano tras parear al segundo. Muy bien lidiando a una mano el segundo, Angel Gómez.

Finito, mandó a Rafael Rosa su lidiador, a parar al primero de la tarde que se emplazó en el centro del ruedo.  Parte de público recriminó la acción del de Sabadell. Ni estuvo ni se le espero, ni tan siquiera lo intentó, desconfiado, apático, no quiso ni verlo, ni tan siquiera enseñó al de Torrealta,  una falta de respeto al bendito público de Cuatro Caminos, con la espada un mitin y peor con la cruceta, una estafa la del “ Fino" al público de Santander, fue pitado.

Al abrochado tercero tampoco quiso ni verlo, poco a poco se fue afianzando y consiguió muletazos, alguno de acentuada estética y buen trazo, pero la actitud debió ser otra, por respeto a la afición y a los muchos toreros que están en el banquillo. Pasó aliviándose y dejó una estocada efectiva. Recogió desde el tercio unas escasas palmas entremezcladas con pitos, al salir a saludar.

Emilio de Justo, con su primero un colorado melocotón, le paró con unas verónicas arrebatadas.  Saludo tras parear Morenito de Arles.. Brindó De Justo al público de Santander. Buen comienzo de faena por abajo, llevando al toro muy embarcado en la muleta. Muy ajustado sobre el pitón derecho, en una meritoria faena que conectó desde el principio al fin. Llevando siempre al toro sometido por los dos pitones, terminó con unos muletazos sobre el pitón derecho de frente dando el pecho al toro. Muy buena ejecución con la tizona ya que el toro no le ayudo nada. Petición y oreja merecidísima.


Volverían las prisas en el toreo de capa al quinto , Brindó Emilio de Justo al maestro Jaime Ostos, que al igual que ayer con "Morante", le correspondió con un consejo: "la muleta ponla siempre delante para citar, nunca cites desde atrás". Emilio construyó una faena basada en la quietud y el temple, llevando al toro embarcado en cada muletazo, muy ceñido, abrochándose en los de pecho siempre a la hombrera contraría, estoconazo atracándose de toro, que rodó sin puntilla. Dos orejas para Emilio de Justo.

Gines Marín salió a revienta calderas de rodillas a la verónica, para continuar por chicuelinas, en el remate una larga y un farol. En su quite alternó chicuelinas y tafalleras. Del tercio para afuera comenzó con unos muletazos por alto, un molinete y el de pecho. No quiso dejar nada por hacer,  le dió distancia al de Torrealta. Para torearlo en muletazos siempre obligándole por abajo encastado, noble y repetidor, faena de mucha verdad que firmó con una buena estocada, aunque algo trasera pero bien ejecutada. Dos orejas .

Ginés Marín dio orden a su lidiador Antonio Manuel Punta, para parar al emplazado sexto. Un toro que no tendría una embestida igual, soltando la cara, desclasado, ante un Ginés Marín muy firme y entregado, tirando de oficio y técnica. Muy preciso en los toques, no se alivió,  todo lo contrarío y consiguió meterlo en el canasto y someterle, dejando tiempo entre serie y serie. Más que digna actuación la de Ginés Marín ante este complicado sexto al que mató aliviándose pero dejando una efectiva estocada. Cortó una oreja.

Gran Tarde de Emilio de Justo y Gines Marín , que observaron a un Finito Desconcertado.

Tercera del abono, tarde de buena y agradable climatología, algo más de ¾ de entrada sobre
el 50% permitido. Buena corrida de Torrealta , destacando el 2, 3 y 5 .
Finito, mandó parar a Rafael Rosa su lidiador, al primero de la tarde que se emplazó. Parte de
público recriminó la acción del de Sabadell. Ni estuvo ni se le espero , ni tan siquiera lo intentó,
desconfiado, apático, no quiso ni verlo, ni tan siquiera enseño al de Torrealta, una falta de
respeto al bendito público de cuatro caminos, con la espada un mitin , peor con la cruceta, una
estafa la del “ Fino" al público de Santander, fue pitado.
Al abrochado tercero tampoco quiso ni verlo, poco a poco se fue afianzando y consiguió trazar
muletazos alguno de acentuada estética y buen trazo. , pero la actitud debió ser otra, por
respeto a la afición y a los muchos toreros que están en el banquillo. Pasó aliviándose y dejó
una estocada efectiva. Recogió desde el tercio una escasa ovación.
Emilio de Justo, con su primero un colorado encendido de e Torrealta, al que paro a la
verónica con unas verónicas arrebatadas. Saludo tras parear Stefane Rachid Ouran Dane..
Brindó de Justo al público de Santander. Buen comienzo de faena por abajo, llevando al toro
muy embarcado en la muleta. Muy ajustado en los embarques sobre el pitón derecho, en una
meritoria faena que conectó desde el principio al fin. Llevando siempre al toro sometido por
los dos pitones, terminó con unos muletazos sobre el pitón derecho de frente dando el pecho
al toro. Muy buena ejecución con la tizona ya que el toro no le ayudo nada. Petición y oreja
merecidísima.
Volverían las prisas en el toreo de capa al quinto , Brindó Emilio de Justo al maestro Jaime
Ostos. Emilio construyó una faena basada en la quietud, el temple llevando al toro embarcado
en cada muletazo , muy ceñido en cada muletazo, abrochándose en los de pecho siempre a la
hombrera contraría estoconazo atracándose de toro , sin puntilla rodo este de Torrealta. Dos
orejas para Emilio de Justo.
Gines Marín salió a revienta calderas de rodillas a la verónica, para continuar por chicuelinas,
en el remate una larga y un farol. El su quite alternó chicuelinas s y Tafalleras. Del tercio para
afuera comenzó Marín, con unos muletazos por alto molinete y el de pecho. No quiso dejar
nada por hacer, le dio distancia al de torrealta . Para torearlo en muletazos siempre
obligándolo por abajo encastado noble y repetidor el de Torrealta, faena de mucha verdad
que firmó con una buena estocada que aunque algo trasera fue bien ejecutada. Dos orejas .
Ginés Marín dio orden a su lidiador Antonio Manuel Punta, para parar al emplazado sexto.
Un toro que no tendría una embestida igual, soltando la cara, desclasado el de Torrealta, ante
un Ginés Marín que estuvo muy firme y entregado tirando de oficio y técnica. Muy preciso en
los toques, no se alivio, todo lo contrarío tiró de oficio y consiguió meterlo en el canasto y
someterlo. Dejando tiempo entre serie y serie. Más que digna actuación la de Gines Marín
ante este complicado sexto que mató aliviandose dejando una efectiva estocada corto una
oreja.
Última actualización en Sábado, 24 de Julio de 2021 22:40