COLOMBIA. CALI. "¿Hay futuro para La Fiesta?". Artículo de Enrique Calvo "El Cali"

Sábado, 01 de Enero de 2011 00:00
Imprimir

DESDE EL PALCO. 6ª DE ABONO EN CAÑAVERALEJO.

Claro que hay futuro, mientras haya unidad de criterio entre los distintos estamentos de la Fiesta, con lo visto ayer en Cañaveralejo ante tres cuartos de plaza, se podría hacer un análisis de cada uno de ellos. Se puede observar de que a pesar de que poco a poco los medios de comunicación parece que se alejan de aquellos tiempos en que la prensa concentraba todo el interés en un epicentro, los Toros, hoy día la radio con alguna excepción, difunde el espectáculo. La prensa escrita, tampoco cumple el papel de antaño, sosteniendo una página entera durante todo el año. Pero, no hay que dejar de lado que aquí las empresas tienen bastante que decir en el apoyo que a estos medios se les presente. Así que si se replantea el tema medios, hay tarea para el futuro. Con lo visto en esta Feria y especialmente en esta 6ª de abono si todos los toreros tuviesen la responsabilidad torera de DON JULIAN, tendríamos asegurado el espectáculo, los públicos saldrían todas las tardes por lo menos satisfechos; ante el primero suyo, un toro serio por delante, serio de comportamiento, se le vio exultante. Fue una faena de menos a mas, comenzó dándole todas las ventajas al importante ejemplar de las Ventas del Espíritu Santo, cuando se centró ya le había enseñado el camino, la plaza se volcó en oles eternos, se lo paso por ambos pitones muy cerca, con la muleta por delante puesta plana, tiraba de las fieras pero templadas embestidas hasta el final de sus caderas, le tapo al toro un par de veces donde parecía que se quería ir, y ante el delirio de todos los asistentes no quedaba más que "Balsero" volviese enviado a su terruño, a morir henchido de gloria, cubriendo las mejores vacas que con tanto celo deja el maestro Rincón en su finca de Albàn, Cundinamarca. En su segundo, se le vio de nuevo a "El Juli" pletórico de ambición, consiente de su responsabilidad de Figura del Toreo, de deseos de agradarle al que mantiene el espectáculo, no se canso de buscarle las vueltas a "Enviado", que navegó entre las dudas de romper a embestir.

En la tarde de ayer era la ultima presentación de Manuel Jesús "El Cid" no se si no había tenido suerte en la Feria o este tipo de torero hecho con corridas duras necesita de cierto tipo de toro, un toro que lo ponga a prueba para desarrollar su tauromaquia de torero recio y serio como su ultimo toro, un ejemplar con hechuras de cuadros de Toros, lo que se suele llamar "un tío" Le planto pelea el torero en los medios, ante unas embestidas que debían ser traídas y llevadas con el temple debido y en el sitio preciso para enganchar el siguiente muletazo. Costaba estar delante, pero el torero hizo el esfuerzo que el público supo ver y por eso lo despidió al final del festejo con una fuerte ovación y una oreja en su esportón. Al final se le notaba satisfecho del deber cumplido, jugarse el prestigio y la vida.

Tocar el tema de los toreros colombianos es recalar en lo mismo, mientras no tengan la responsabilidad que demuestra DON JULIAN todas las veces que se enfunde su traje de luces, la Fiesta de provincia que es donde torean, estará huérfana de emoción y su desarrollo será mas difícil, y mucho más, encontrar un apoyo para salir en busca de aprender mejor el oficio. Sus dos ejemplares tenían faena, no fueron carretas de entrenamiento, había que torearles, embestidas propias de toro bravo amigo Pepe.

CONCLUSIONES: Con empresarios que tengan el manejo adecuado de los medios de comunicación y desarrollen estrategias de mercadeo propios de estos tiempos, con toros bravos y bien presentados como los de ayer, ah¡ no como los de la noche anterior en el festival, con toreros como EL JULI, responsables de su categoría, a sabiendas de que de su entrega todas las tardes, depende el que la afición responda en taquilla, con aficionados que no se avergüencen de ser aficionados y mejor se preocupen de hacer campañas de difusión positiva, que no den pie a que ciertos políticos quieran aprovecharse de los votos de los animalistas, donde la prensa debe tener también una responsabilidad compartida, el espectáculo de los toros tendrá asegurado su futuro. Afición hay, todos unidos a respetarla, las entradas de los dos últimos días lo corroboran.