TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Madrid. Crónica de Miguel Redondo: "Gran faena, sin premio, de Uceda Leal"

Correo Imprimir PDF

Fue la que realizó al primero de la tarde. En la foto le vemos interpretando un natural. El presidente le negó la oreja.


Sábado, 8 de octubre de 2022. Madrid. 5 del abono de Otoño. Tarde primaveral sin viento, lleno .5 Toros del Puerto de San Lorenzo y uno de José Vázquez para Ucedal Leal,  Morante de la Puebla y Ángel Téllez. Tras el paseíllo, el público arrancó con una ovación que recogió Ángel Téllez, agradecimiento por la puerta grande de la pasada Feria de San Isidro.

Uceda Leal. Vuelta tras petición y Ovación desde el tercio.

Morante. Pitos y Silencio.

Ángel Téllez. Silencio tras dos avisos y Silencio.

Tres verónicas y una medía a compás así presentó credenciales Uceda Leal ante el primero del Puerto. Tres verónicas antologías y la medía para enmarcar la repica de Morante en el quite. Uceda contesto por chicuelinas. Bueno el prólogo llevándolo a los medios tocando al toro por los dos pitones. Buen  toro el del Puerto,  noble, repetidor,  con humillación,  bravucón.  Uceda firme de plantas, trazó muletazos de buena factura  con la diestra, abrochándose en los pases de pecho. Por el izquierdo el toro se quedó más corto, y ralentizó a mitad del muletazo, cambió de nuevo al pitón derecho para conjugar una serie corta de trazó lento. El prólogo  a dos manos rodilla en tierra con la firma. Faena maciza que mantuvo siempre el interés  La espada algo caída de efecto fulminante. Petición mayoritaria, que no fue atendida, dio una clamorosa vuelta al ruedo tras una bronca al palco dirigido por un mal Aficionado (Ignacio San Juan Rodríguez ).

El cuarto al derrotar con un burladero saltó la vaina del pitón derecho. Apenas pudo lancear. Romaneo en su primer encuentro con el caballo. Fue devuelto por la estética del pitón derecho. En su lugar un sobrero de José Vázquez. Al que recibió Uceda algo acelerado a la verónica. Salió suelto el de José Vázquez después de la primera vara. Comenzó Uceda con la zurda, al de José Vázquez de embestida algo descompuesta, le faltó fondo lo que impidió poder ligar los muletazos. En la media distancia y de uno en uno fue tirando del toro sobre la mano diestra. Faena que no cogió vuelo, no se dio coba Uceda. Recetó una buena estocada. Recogió una ovación desde el tercio.

El segundo de buidos pitones, salió suelto huidizo, barbeando las tablas, por el derecho soltaba la cara, no le permitió conjugar el toreo fundamental a Morante. Tiró la cara por las nubes en el encuentro con el caballo. Dificultades para banderillear, cortabca por el derecho. En apuros Sánchez Araujo y Lili.  En los medios trazó con la diestra contados muletazos. El del Puerto calamocheaba, un toro pegado al piso. Morante fue breve, salió con la espada montada se dobló por los dos pitones y le entró a matar. Dos pinchazos y una estocada caída y perpendicular. Tuvo que atronar.

El quinto, un torazo, que se emplazó, le costó llegar a los capote saliendo suelto. Morante fue a su encuentro,  lo recogió en los medios y realizó una lidia antigua bajando las manos, el del Puerto se revolvía como un látigo. No hizo pelea en el caballo perdiendo las manos. Arriesgó Trujillo saludando montera en mano con su compañero Araujo.

Con un quiebro, para continuar a dos manos, sensacional comienzo de faena. El del Puerto se quedó cortito en el viaje doblando las manos, soltando la cara, muy en la cercanía con el toro que terminó parado. Sin poder construir faena, un espejismo el prólogo de un libro que nunca se terminó. Lo pinchó y el público se quedó con ganas de más.  Fue silenciado.

Ángel Téllez con su primero huidizo, breve saludo de capa dos verónicas y una media. Dos chicuelinas de ajuste en el quite. Saludó tras parear Rafael Viotti. Con la zurda trazó desde los medios, el toro buscaba cuando dejaba de ver muleta.  Mejor por el derecho, por donde llegó la expresión y el sentimiento que tiene impreso este torero. El del Puerto repetía y había que estar firme, sin dudas. Más complicado fue por el izquierdo, se quedó corto a mitad del viaje. Téllez optó por el torero de cercanía.  Faena con intermitencias cuyo epílogo fueron unas manoletinas.  El falló a espadas silencio una faena de largo metraje. Sonaron dos avisos.

El sexto muy justo de virtudes esenciales, dobló las manos. Un toro este del Puerto sin alma, con la cara a media altura, saliendo desentendido del muletazo, un auténtico buey. Un pozo seco del que no pudo beber Téllez. Lo mató de una estocada certera quedando inédito.

Última actualización en Domingo, 09 de Octubre de 2022 10:35