TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Azuqueca. Crónica de Miguel Redondo. "Jesús Romero a hombros"

Correo Imprimir PDF

Jesús Romero corta dos justos trofeos a una descastada novillada de Sandra Sopeña

Lunes, 19 de septiembre de 2022. Novillada picada Azuqueca de Henares. Primera del abono. 1/3 de entrada.

Novillos de Sandra Sopeña bien presentados, faltos de raza, descastados tan solo sirvió el corrido en quinto lugar.

Javier de Miguel. Silencio tras aviso y vuelta.

Miguelito. Ovación, Oreja y

Jesús Romero. Oreja y Oreja.

Javier de Miguel, con un primero vareado, con el que nunca anduvo confiado, perdiendo el paso, fue volteado, sin consecuencias , no consiguió cimentar faena, lo pinchó y se fue al sótano con la espada, tardando en apiolar sonó un aviso, siendo silenciado. Pasó a la enfermería y regresó a matar el quinto, perdió el paso en el Saludo de capa. Dificultades los banderilleros, que tan solo consiguieron colocar un palitroque. El novillo se desplazó con clase, Javier de Miguel, no lo vio claro, toreando al hilo, despegado, en una faena en la que faltó el temple y la ligazón, desplazando al novillo en cada muletazo, no aprovechó la calidad del novillo, tras dos pinchazos agarró una estocada defectuosa. Dio una vuelta al ruedo.

Miguelito se ajusto con su primero toreando encajado a la verónica , otro novillo muy astifino aunque sin remate. El de Sandra Sopeña, muy justo de fuerzas, tiró las manos por delante, cimento una faena en la cercanía con el novillo, en series por ambos pitones, mejor por el derecho, señaló un pinchazo hondo en buen sitio.teniendo que atronar. Miguelito mató el cuarto su compañero se encontraba en la enfermería. Un novillo que tomó dos varas, sin humillación, salía desentendido del muletazo, quedándose corto, apenas pudo hacer faena, no lo vio claro, lo mejor fue la ejecución y colocación de la estocada. Tras una leve Petición cortó una oreja.

Jesús Romero, lanceo a su primero a la verónica, bien con los palos José Otero que se desmonteró tras dos buenos pares. Otro novillo parado, que le costó un mundo empujar la muleta de Jesús Romero, muletazos sueltos en una faena en la que faltó movilidad y ritmo, el novillo muy pegado al piso, destacar la firmeza que imprimió Jesús Romero. Tras una buena estocada corto una oreja.

El sexto, tampoco tendría el fondo deseado, sin ninguna entrega parado, salía suelto de los escasos muletazos que pudo dar, un novillo sin opciones para el lucimiento. Tras una estocada defectuosa tuvo que atronar. Tras una escasa petición. Le concedieron un trofeo.

Última actualización en Martes, 20 de Septiembre de 2022 12:13