TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Guadalajara. Crónica de Rafael Martín: "Mala corrida"

Correo Imprimir PDF

Una Oreja para Sánchez Vara con una infumable corrida de San Martín

Román escuchó los tres avisos en el sexto

Domingo, 18 de septiembre de 2022. Guadalajara. Cuarta y última de Feria. 5Toros de San Martín. Se tiró la anunciada corrida de Adolfo por falta de peso. 1/3 de plaza. Complicado encierro de San Martín, cinco toros y un sobrero, 3º, de Carmen Valiente Se salvo el primero y cuarto.

Sánchez Vara. Silencio y Oreja.

Sergio Serrano. Silencio y Silencio.

Román Ovación y Pitos tras tres avisos.

El primero de San Martín, serio astifino, lo lanceo con soltura a la verónica. El alcarreño lo banderilleo con soltura. Faena corta, ante un toro noble que nunca se entregó, de embestidas desiguales, mirón. Vara lo pasó por los dos pitones en una faena breve, malograda por el mal uso de la espada. Fue silenciado.

Sánchez Vara con su segundo, lo saludó con una larga cambiada, para continuar toreando a la verónica. Toro noble, de escaso recorrido, faena en la que faltó ajuste, lo toreo por ambos pitones no terminó de llegar al público de Guadalajara lo pasaporto de estocada caída leve. Petición y oreja muy justa.

Sergio Serrano, con su primero, que empujó en el primer encuentro con el picador y llegó buscando al diestro por el derecho, lo intentó por el pitón izquierdo pero tampoco pasó, parado midiendo una prenda, imposible meterse mano. Lo mató dignamente . Fue silenciado.

El quinto otro regalo, complicadísimo de banderillear, buscando por el izquierdo, llegó parado a la muleta quedándose corto, con la cara por arriba, sin ninguna raza, otro imposible con el que Sergio Serrano abrevio. Pasando un calvario con la espada. Silencio. Tras matar al toro pasó a la enfermería para ser atendido de un esguince. Producido al saltar la barrera en su primer toro.

Román. Con el sobrero de Carmen Valiente, ya que el de San Martín no se tenía en pie. Un toro que empujó con la cara por arriba. El de Carmen Valiente, noble y con clase en la muleta aunque le faltó poder. Román cuajó una faena sobre los dos Pitones, en muletazos templados, dando sitio al toro sin agobiarlo, se metió en la cercanía para sacar circulares y desplante. La pena fue la espada que le privó de cortar trofeo. Recogió una ovación desde el tercio.

En sexto lugar salto otro de San Martín, tirando derrote al capote de Román. Empujó en el caballo, el presidente cambió el tercio y Román ordenó a su picador seguir picando al toro, sería el picador propuesto para sanción. Con la muleta fue imposible ponerse delante, arrollaba no pasaba, buscando al torero, un calvario también pasaron los banderilleros Un episodio para borrar. Imposible matarlo, sonaron los tres avisos.

Muy mala la corrida de San Martín. Salvo el lote de Sánchez Vara.

Última actualización en Lunes, 19 de Septiembre de 2022 11:22