TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Madrid. Crónica de Barquerito: "La seria confirmación de alternativa de Adrien Salenc"

Correo Imprimir PDF

Firme y sereno con el peor lote de una severa vieja corrida de Fuente Ymbro.

Ángel Sánchez les pega a sus dos toros unos cuantos muletazos de extraordinaria calidad

 

Madrid,  domingo 15 de agosto de 2022. (COLPISA, Barquerito)

Madrid. Las Ventas. Estival, templado. 4.900 almas. Dos horas y diez minutos de función.

Seis toros de Fuente Ymbro (Ricardo Gallardo).

Jairo Miguel, palmas en los dos. Ángel Sánchez, palmas y una oreja. Adriaen Salenc, que confirmó la alternativa, saludos en los dos.

Dos certeros puyazos de Juan Bernal al sexto

 

 

FUE LA CORRIDA MÁS TALLUDA del año: cinco toros al borde de los seis años y solo un primero con los cinco cumplidos la primavera pasada. Con ese primero, de hermoso cuajo y notable trapío, de formidable violencia y rácana entrega, la cara alta en medias embestidas, confirmó la alternativa Adrien Salenc, el mejor enseñado de la nueva generación de matadores franceses. Nimeño, brillante alumno de la escuela taurina de Arganda del Rey, de donde es vecino, y brillante su expediente como novillero, especialista en una ganadería tan particular en línea Buendía-Santa Coloma como la de Los Maños.

El parón de las dos temporadas de pandemia lo dejó en situación de espera. Méritos para haber confirmado en San Isidro, pero relegado a esta corrida del 15 de agosto en cartel sin gancho. Y la mala fortuna de haberse llevado los dos toros de peor nota de la corrida de Fuente Ymbro. Con el violento primero entró en lote un sexto frenado y emplazado de partida, sin golpe de riñón, agarrado al piso, a la defensiva. A los dos los mató Salenc por arriba: excelente la ejecución de la suerte en las dos bazas.

Con los dos se estuvo sereno y entregado. Firme en una primera faena tensa y emocionante porque fue de riesgo: tarascadas del toro a mitad de viaje, y peligro acentuado porque Salenc gasta muleta diminuta. Y parecida firmeza en el toro de cierre.

Una bella apertura de banderas cosidas con un ayudado por alto a suerte cargada y una trinchera. Compuesto y encajado, tiró del toro cuando se le paró sin remedio, la muleta al hocico, pulso bueno. No fue fácil. Los dos toros lo revolcaron muy feamente. El uno, a traición. El otro, en un seco derrote entre pitones. Salió de las dos bazas ileso Adrien, que hizo, a caballo de pica derribado -el quinto de sorteo-, el quite de la tarde.

Era la séptima vez que se lidiaban en este curso reses de Fuente Ymbro en las Ventas. Cuatro novilladas y dos corridas de toros en San Isidro, una buena y otra que no. Y esta tercera, tampoco. Excepción a la regla fue el segundo de sorteo, que se empleó de bravo en un primer puyazo y, toro de buen aire, tuvo en la muleta son, no tanto poder. Vertical pero despegado el cacereño Jairo Miguel, que llevaba diez temporadas sin asomar por las Ventas. El tercero fue el abuelo de la temporada. Cinco años y once meses y medio.

Enmorrillado, imponente, el toro de mejor remate de los seis, pero de irresistible e irreparable querencia a tablas. Y ahí, en la querencia, le pegó sueltos Ángel Sánchez media docena de muletazos de alta escuela. De alta escuela también los despaciosos lances en el recibo del quinto de corrida, que de partida embistió descolgado y franco, pero, a menos luego, apenas se empleó en agónicas embestidas. De ellas hizo virtud Ángel en paciente porfía resuelta con algunos muletazos extraordinarios y rematada con una estocada por el hoyo de las agujas. El cuarto punteó engaño antes de perder las manos. Hondo el toro, como la mayor parte de la corrida. Para el ganadero hubo más de un recado censor. No

Última actualización en Martes, 16 de Agosto de 2022 11:03