TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Venezuela. Gallego y Castañeda, oreja de distinto matiz en El Vigía

Correo Imprimir PDF

Ante buena entrada, tras diluvio una hora antes

 


RUBÉN DARÍO VILLAFRAZ

@rubenvillafraz

 

FICHA DEL FESTEJO


Plaza de Toros El Torero. Feria de la Virgen del Perpetuo Socorro.

Domingo 31 de julio de 2022 Con poco más de media plaza (aproximadamente 1200 personas) en tarde nublada  y fría, con lluvia torrencial una hora antes del festejo, se lidiaron reses de la ganadera EL TRÉBOL (Augusto Rodríguez), justos de presentación, descastados en general, a menos en el último tercio.


PEPE LUIS GALLEGO (Palo de rosa y oro con cabos negros): Oreja


CÉSAR VANEGAS (Luto y oro con cabos blancos): Palmas


JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ (Vestido a la Federica): Palmas tras dos avisos


FABIO CASTAÑEDA (Azul rey y oro con cabos blancos): Oreja


ANTONIO SUAREZ (Pistacho y azabache): Palmas


INCIDENCIAS: La corrida comenzó con un retraso de 95 min de la hora acordada, tras torrencial aguacero, hora y media antes del comienzo del festejo. *** Presidió el festejo Roberto Barrios, asesorado por los Drs. Silvio Peña y Francisco D’ Jhon.



EL VIGÍA (Enviado Especial).- La corrida extraordinaria en el marco de la Feria de El Vigía 2022 ha contado con triunfadores excepcionales, en este caso los coletas actuantes Pepe Luis Gallego y Fabio Castañeda, quienes cortarían una oreja en sus respectivos astados, mientras que las ovaciones de la tarde fueron para los espadas Antonio Suarez y César Vanegas, así como una lidia medida y precisa por parte del rejoneador José Luis Rodríguez Agostini, que a final de cuentas fue lo más interesante del festejo

 

La corrida estuvo a punto de suspenderse, tras la tromba de agua que se vino sobre la capital del municipio Alberto Adriani antes del festejo, pero tras este, se vino una entoldada tarde donde la condición de falta de casta  de los pupilos de El Trébol limitaron florituras a los espadas actuantes.


Abrió plaza el espigado diestro salmantino Pepe Luis Gallego, quien lució por alto en el inicio de labor al endeble animal, el cual previamente le había saludado por verónicas con soltura. La faena intermitente por la derecha tuvo cotas de interés en especial en las primeras series, pues luego entablerado, poco se dejó el animal. Le despacho de espadazo en lo alto, para cortar una oreja.


Literalmente poca materia de lucimiento tuvo en sus manos César Vanegas con su ejemplar, animal el cual lució en capote y banderillas, pero en la muleta en los medios se agarraría al piso el astado, dejando al veterano coleta de Seboruco con las ganas y voluntad de lucirle, y poco más.


La actuación del rejoneador José Luis Rodríguez tuvo su interés por lo medida y precisa, luego de un tiempo alejado de los ruedos el cavaleiro emeritense. A lomos de «Romance» clavó dos rejones de castigo, y en banderillas a lomos de «Soga» dejaría en lo alto, farpas luciendo un toreo a la jineta de alta escuela, toreando de costado y de frente las embestidas del astado de más opciones del envío. Una pena que el rejón de muerte emborronara dicha labor, para al final contar con las palmas de los presentes, tras dos avisos.


Encima del toro se puede catalogar la actuación del tachirense Fabio Castañeda, quien de capa genuflexa la pierna en el torero recibo por verónicas saludó al luego aquerenciado animal, el cual nunca quiso pelea en los medios del ruedo. Las ganas de triunfo incluso le hizo rozar la temeridad, encunándose en la mayoría de las ocasiones para sacar algo de lucimiento frente al marmolillo que pechó, el cual pasaportó de volapié trasero fulminante para cortar la generosa oreja con la que el palco consideró su actuación.


Cerraría con la noche presente el joven diestro Antonio Suarez, con el astado más serio del lote, animal que igualmente tendría sus complicaciones como el resto de sus hermanos de camada, dejando en el capote detalles muy meritorios, así como en la muleta, con la escasa iluminación que se tenía para ese momento, lo que condicionaría más aun su trasteo. Saludó palmas tras finiquitarle con solvencia no sin antes exigirse al máximo, con un ruedo pesado y poco apto para obras de otro calado.

 

 

Última actualización en Lunes, 01 de Agosto de 2022 20:43