TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Santander. Crónica de Amaya Núñez: "Gran tarde de Diosleguarde, en su alternativa"

Correo Imprimir PDF

El nuevo matador de toros, el salmantino  Manuel Diosleguarde toreando al natural al sexto toro.

 

Sábado, 23 de julio de 2022. Primera del Abono de la Feria de Santiago de Santander ¾ de entrada, tarde soleada con viento, toros de Torrealta, corrida bien presentada, en la que destacaron primero y sexto, lote de la alternativa del diestro Salmantino Manuel Diosleguarde. Alejandro Talavante, una oreja y ovación. Pablo Aguado, silencio y silencio tras aviso. Manuel Diosleguarde, una oreja y una oreja (salió a hombros por la puerta grande). Toro de la alternativa de Diosleguarde: "Ropasucia", numero 75, pelo negro, nacido en febrero de 2018, de 524 kilos.

Se llevó el lote el nuevo matador de toros, un primero, de bonitas hechuras que tuvo calidad, nobleza y ritmo en las embestidas, buen saludo de capa en el toreo fundamental, de manos bajas, el toro que empujó con la cara abajo preámbulo del buen comportamiento en la muleta. Lo citó Diosleguarde, para recibirlo de hinojos, buen prólogo en una faena que llegó al tendido.El de Torrealta fijo en los engaños, consiguió Manuel series de trazo largo, templando las embestidas humilladas del toro, destacó en series por ambos pitones, toreando bien al natural,  el epílogo de la faena unos muletazos a dos manos por alto. Tras un pinchazo enterró la tizona. Petición y oreja a una más que digna actuación. El sexto, el toro con más clase del encierro de Torrealta, al que le faltó acometividad pero le sobró nobleza, Diosleguarde volvió a jugar bien el toreo a la verónica. Faena en la que entendió al toro desde el primer momento, muy relajado, por abajo, con suavidad y muy despacio en una  faena muy medida, en la que llegó al tendido desde el inicio pasándose las escasas acometidas del de Torrealta muy cerca. Faena que hubiera sido de premio mayor de no ser por la espada que hizo guardia. Volvió a volcarse,  para esta vez, sí , dejar enterrado el acero. Petición y oreja que le dio el pasaporte para salir e inagurar la primera puerta grande de la Feria.

Talavante, progresa adecuadamente en la temporada, buena actuación ante el segundo de Torrealta, buen quite, con el capote a la espalda, un toro al que  toreó a placer de rodillas, en muletazos largos, recital de temple y magisterio en el comienzo de faena, la pena fue que el toro de apagó y no duró, destacó en muletazos con la zurda de trazo largo . Tras una estocada entera cortó un Trofeo. El cuarto un toro estrecho de sienes, que empujó en el caballo, llegó rebrincado soltando la cara y punteando los engaños, meritoria labor de Talavante, que estuvo muy firme con el toro, tapando los defectos de este toro, la faena no terminó de conectar con el público de Santander, tras una estocada caída, recogió una ovación.

Pablo Aguado, no terminó de entenderse con su lote, con su primero el tercero de la tarde, no planteo argumentos en el toreo de capa, faena que nunca cogió vuelo, un toro que nunca se metió en los engaños de Aguado, al que le costó humillar no llegó a los tendidos y terminó pinchando para después dejar una estocada en el sótano.

El quinto, le permitió alternar chicuelinas y verónicas,  otro toro que también se dejó pegar en el caballo empujando con la cara abajo. Otra faena que tampoco tuvo limpieza, con demasiados enganchones. Lo más destacado fue el inicio por abajo, el toro perdió el empuje y apenas pudo sacar partido de este toro, demasiado zapatillazo, el toro se defendió  y Aguado se fue de vació en este su paso por Santander. Pasó aliviándose con la espada para pinchar al de Torrealta en varias ocasiones. Ambiente como de costumbre en este coso de Cuatro Caminos que luce de mar y oro.

Última actualización en Martes, 26 de Julio de 2022 20:53