TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Madrid. Crónica de Miguel Redondo: "Destaca Álvaro Burdiel"

Correo Imprimir PDF

Álvaro Burdiel en el tercer novillo, en un natural muy relajado

Foto: Alfredo Arévalo

Domingo 12 de Junio de 2022, Madrid. Plaza de Las Ventas, novillada con picadores. Tarde soporífera de calor, público escaso apenas 1/8 de plaza novillos de Montealto, destacó el corrido en segundo lugar, para Manuel Diosleguarde, Daniel Barbero y Álvaro Burdiel. Manuel Diosleguarde. Silencio tras aviso y Silencio. Daniel Barbero Silencio tras dos avisos y Silencio. Álvaro Burdiel. Ovación con saludos y Vuelta al ruedo después de fuerte petición de oreja no atendida por el Palco, tras un aviso.

Diosleguarde con su primero al que saludó a la verónica, sin encaje, tremenda costalada. Comenzó Manuel, con un cambiado, citando en la distancia larga, escaso de fuerza, pero con calidad y nobleza.

Le permitió a Diosleguarde torearlo por los dos pitones en series de trazo largo, ya que el novillo se desplazó  queriendo coger la muleta por abajo, a la faena le faltó la transmisión de la casta. Lo pinchó y dejó una estocada trasera. Silencio.

El cuarto, un novillo, con calidad, pero que se apagó pronto, le permitió a Diosleguarde, expresión en muletazos sobre el pitón izquierdo, aunque sin poder ligar los muletazos. Terminó afligido el de Montealto y se tumbó. Tendría que cortar la faena. Quedó inédito Diosleguarde.

El segundo, derribó a José María Díaz, no fue capaz de conducir al caballo y lo tiró por el pecho. El novillo se quedó crudo en el caballo. Comenzó Daniel Barbero por  abajo, una embestida incansable, con nobleza, humillación y repetición, no se cansó de embestir, tan solo hubo que dejársela puesta, el novillo soñado para triunfar, Daniel Barbero, puso voluntad en una faena larga que alternó por los dos extraordinarios pitones, faltaron argumentos más solidospara convencer ceñirse más a la embestida, el epílogo también por abajo, pinchó y a punto estuvo de escuchar los tres avisos. Ovación para un novillo de nota.

Al quinto lo recogió Barbero, con muletazos de castigo por abajo, el de Montealto, le costó un mundo, pasar por la muleta, perdió el engaño hasta en dos ocasiones, faena que no cogió vuelo, metió la mano con habilidad dejando más de media. Silencio.

Álvaro  Burdiel , con su primero, sacándolo a los medios con un toreo sobre las piernas, con algún trincherazo, pudo Burdiel, tirar del Montealto, sobre el pitón derecho, muy noble, aunque con las fuerzas muy justas, consiguió cimentar una faena en la distancia corta, toreo muy serio haciendo las cosas bien. La asignatura pendiente la espada, pinchó y dejó una estocada entera teniendo que atronar. Recogió una ovación.

No consiguió acople en el toreo a la verónica. Cumplió en el caballo, metiendo la cara abajo, saludó tras parear José Manuel Más. En la media distancia consiguió Burdiel llevarlo templado en series sobre la mano diestra, le costó mas desplazarse al novillo por el pitón izquierdo, faena que no mantuvo el nivel. Se volcó y dejó una estocada entera que fue suficiente. Sonó un aviso y dio una vuelta al ruedo.

Última actualización en Domingo, 12 de Junio de 2022 22:22