TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

PACO CAMINO. El misterio del séptimo toro. Por José Luis Carabias

Correo Imprimir PDF

Ayer entregó Paco Camino al Museo de la plaza de toros de "Las Ventas" las cabezas de los siete toros que estoqueó en la corrida de beneficencia del 4 de Junio de 1970 y su indumentaria torera de aquel día al completo, justo al cumplirse los cuarenta años de la efémerides. Un gesto, igual que aquel, realizado en una temporada en la que se quedó fuera de los carteles de la feria de San Isidro. Y su compromiso en esta corrida cómo único espada fue un grito de protesta por el trato recibido por la empresa, entonces Nueva Plaza de Toros de Madrid Sociedad Anónima, es decir José Maria Jardón, con don Livinio Stuyck en la gerencia. Hoy no sería posible, ya que los empresarios consiguieron hace tiempo que no pudieran actuar en la corrida de beneficencia de Madrid o en otras corridas extraordinarias en esta plaza, los diestros que no hayan llegado a un acuerdo con los organizadores de la temporada venteña. Manda la empresa y en complicidad, la Comunidad, ahoga a los rebeldes.

Hay varios datos curiosos, por ejemplo, dos castañetas, cuando lo habitual es utilizar sólo una. Vestido rojo carmesí y oro, chaleco incluido, capote de paseo del mismo color, montera, la camisa tal cual, sin lavar, doblada, medias, zapatillas, la faja, de color verde. Hoy dia los toreros ya no la llevan. Y una cabeza de toro que falta. Están las del primero, de Juan Pedro Domecq, "Bocanegra"; el segundo, "Espiguillo", de Carlos Urquijo; tercero, "Inopinado", de Miura; cuarto, "Cuchillero", de Juan Pedro Domecq, sobrero, que sustituyó al de Pablo Romero, devuelto en el ruedo; quinto, "Pompon", de Joaquín Buendía; y la del séptimo, segundo sobrero, de regalo, "Rabioso", de los Herederos de Felipe Bartolomé. Falta el que fue sexto, de Manuel Arranz, al que cortó las dos orejas. Hay una séptima cabeza, que según la placa, corresponde a "Carabina", toro de Manuel Arranz, del que consiguió Camino las dos orejas el 23 de Mayo de 1972, en la Feria de San Isidro, con fuerte petición de rabo. Trofeo máximo, que había caido en esa misma feria, justo el dia anterior, el 22 de Mayo, de un toro de Atanasio, "Cigarrón", para Palomo Linares. Realmente la cabeza que falta pudiera ser ésta, si estuviera la placa equivocada. Eso me han dicho, así se resolveria el misterio de septimo toro

Pero la realidad, el gran gesto de Paco y su acierto al dejar estas reliquias, incluido el capote de paseo, al Museo Taurino de la plaza de toros de Madrid.

Última actualización en Sábado, 05 de Junio de 2010 14:33