TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

BILBAO. EL APARTADO, "Toros, materia sensible"

Correo Imprimir PDF

3ª de las Corridas Generales

Toros de Alcurrucén (Hermanos Lozano Martín). Paco Ureña, Joselito Adame y Juan del Álamo

Por Barquerito

En los toros importa el azar. Lo imprevisto tiene más fuerza que lo previsible. La magia de torear y jugar con los toros. No saber qué va a pasar Se sabe solo la fecha. Si estuviéramos en Sevilla y no en Bilbao, esta de hoy sería la corrida del lunes de feria. La primera de los farolillos, que se encienden en Sevilla la noche del lunes. El alumbrado. Es decir, la luz.

Hay aficionados que vienen a Bilbao no a ver las corridas de  fasto del abono, sus  fuegos fatuos  –Hermoso, Ponce, Morante, Manzanares, etcétera- sino las otras cosas. Las otras, y las unas también. Lo que vaya a pasar y verse en Bilbao mañana, pasado mañana y casi hasta el jueves, se lo sabe todo el mundo. ¿Sí o no? Pero lo que vaya a pasar esta tarde no lo sabe nadie. Por eso viene a Bilbao gente de otras tierras.

El primer enredo es la madre del cordero: la corrida de Alcurrucén. Bonito el nombre de la ganadería. Misterioso el fondo de sus toros. Formidable su cuajo. Será, sin duda, la corrida más astifina de la semana. No basta con tener afilados los cuernos. La bravura es otra cosa: elasticidad, listeza, temperamento. Una sangre de bravura que los expertos reclaman por nombres varios: Núñez, Rincón, Villamarta, Pedrajas. Solo que el hierro que más años lleva sosteniendo y cribando ese nudo de encastes es el de Alcurrucén. La corrida del año pasado en Bilbao fue fantástica. Por imprevisible. Pero no tanto. Vinieron toros de nota.

Curro Romero discurrió en su día que torear bien es una cuestión de sensibilidad. ¡Bien dicho! Y en eso anda el cartel de hoy. Juan del Álamo, salmantino de Ciudad Rodrigo, es un torero de sensibilidad. De garra, sí; de querer y poder también; y de pelearse. Pero tiene el aura de los toreros sensibles. Le cuesta pasar con la espada. Y a Curro Romero también. Comparaciones gratuitas. Son toreros sensibles los otros dos de terna: el murciano Ureña y el mexicano Adame, que debutan en Bilbao. Les sorprenderá el teatro.