TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Panorama Taurino de Colombia. Por Enrique Avilán.

Correo Imprimir PDF

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla Cali, mayo 20 de 2012

**Interesante artículo enviado por Enrique Calvo “El Cali”

**El impacto de la fiesta en la economía

**Interesante tentadero de Salento en Cañaveralejo

**Enrique Calvo nos envía el siguiente artículo que bien vale la pena analizar y tener en cuenta ya que en nuestro país, la situación de la fiesta no es nada prometedora pero, aparentemente, los empresarios no han tomado conciencia de que hay que desarrollar un mercadeo efectivo y agresivo que permita, si no volver a los recaudos de veinte años atrás, sí, por lo menos, volver a hacer rentables nuestras temporadas en las que algunas plazas como la caleña, salen con resultados deficitarios y sus otrora aportes a las obras sociales, se han vuelto un mito que solo pudimos apreciar hasta finales del siglo XX.

Para colmo de infortunios, el proyecto de enajenar los parqueaderos y convertir el inmenso terreno que ocupa la plaza y demás instalaciones, que en principio se aprobó en la Asamblea general ordinaria, solicitando al Presidente de la Sociedad Anónima la agilización de los trámites, sesenta días después de haber recibido el requerimiento, no se tiene informes de avances sobre lo que se necesita para lograr una negociación que sería clave para solucionar el diferendo entre Plaza y Fundación, asegurar el futuro de la fiesta en Cali y poner a rentar unos predios que han pasado por más de cincuenta años, como un lindo pulmón improductivo para la ciudad y sus propios accionistas  y, al requerir al doctor Alfredo Domínguez Borrero con un cuestionario sobre el avance de lo actuado, hemos sabido, por intermedio de la Asistente de Presidencia, “que los trámites son confidenciales y que no se pronunciarán hasta tanto no estén debidamente concretos”.

¿Podrá lograrse una significativa mejoría en el rendimiento de la temporada 2012 a la que le han recortado dos festejos y que, a la fecha, tiene una baja respecto a las ventas del año anterior en la que se perdió dinero? ¿Cuáles son los planteamientos de mercadeo que se tienen para sacar exitosamente la temporada? ¿Cuándo serán contados y puestos en práctica? Queremos mucho la fiesta y siempre seremos defensores de la misma en nuestra ciudad. Pero…¿cuándo sabremos de planes concretos?

Por el momento, les invitamos a leer este buen documentado artículo enviado por nuestro querido matador caleño y ahora casi flamante abogado.

**EL IMPACTO DE LA FIESTA EN LA ECONOMIA. Quien no entiende de emociones, nunca entenderá una larga explicación. Aún así, creo que merece la pena responder con argumentos y cifras a la continua munición mediática del «lobby» antitaurino.

En estos momentos, reivindicar los toros se ha convertido en un acto de rebelión contra quienes intentan imponer un cordón sanitario que nos aísle de la sociedad. Frente a ese acto de soberbia moral –ya legalizado en Cataluña–, y frente a la inercia pertinaz y paralizante del propio sector, los aficionados debemos insistir en un activismo taurino capaz de transmitir los valores intrínsecos de las corridas de toros.

No elegimos nuestra circunstancia, pero sí nuestra actitud ante ella. Nos ha tocado una época donde la autenticidad y la emoción que se viven en una plaza de toros resultan insoportables.«Malos tiempos éstos en los que hay que recordar lo obvio», escribió Brecht.

Y lo obvio es que los toros aportan diversidad cultural en un mundo cada vez más anglohomogéneo. Y lo evidente es el valor ecológico de la cría del toro bravo, que contribuye al mantenimiento de la biodiversidad en un planeta amenazado, Y lo obvio es que los toros son una industria cultural que genera riqueza y empleo.

San Isidro es un buen ejemplo. En un mes se movilizarán 50 millones de euros en la economía madrileña. Pero, sobre todo, es necesario convencer a la sociedad y a sus representantes políticos de que, en el fondo, estamos hablando de libertad. Porque es lo mismo quemar un libro, cerrar un periódico, censurar una película o prohibir los toros.

Hay quien dice que de las grandes crisis nacen las grandes oportunidades. Para hacer buena esta frase, Juanma Lamet propone algunas claves para mejorar el sector taurino: una buena“organización sectorial”, “unión” aunque sea para defenderse ante los ataques que sufre la Fiesta, poner en marcha estrategias de “marketing” y “hacer lobby” para que, por ejemplo, las normas económicas no sean tan restrictivas para el sector.

Un ejemplo de esto último sería reclamar un cambio en el IVA y pasar del 18% con el que se grava a los toros al 7% que tributa el resto de la cultura; o incluso mejorar la doble fiscalidad a la que se somete a toreros y banderilleros. “Con muy poquito se haría mucho”, declara, pero desde su punto de vista a “la economía taurina se la ve muy abandonada”.

Cree que el sector debería haber reaccionado ante la caída en picado de más de 1.000 espectáculos en un lustro y que por otra parte la Fiesta necesita rejuvenecer el público que asiste a los toros, algo que pasaría por una “buena política de precios, por ejemplo, que atrajera a los jóvenes”. Y concluye este repaso para denunciar el parón administrativo del ministerio de Cultura que se comprometió en la norma a promocionar la Tauromaquia y que en estos “14 meses no ha hecho nada”.

Madrid vuelve a ser la excepción,“ Las Ventas”, subraya Juanma, “es el epicentro del toro y además un ejemplo claro de la política de precios. Madrid es infinitamente más barato, tiene una política desde este año de abonos jóvenes positiva, aunque no se ha promocionado lo que debería haciendo un poco más de pedagogía, y tiene una estructura económica muy potente que le permite ser la primera plaza del mundo al tener 23.000 localidades y al mismo tiempo ser barata”.

“Las ideas forman el curso de la historia”, una frase que podría haber salido de Juan Medina, porque este profesor pacense trasciende sus estudios y los pondera con la moral y la ética. Su modelo ‘keynesiano’ (de donde procede la cita) promueve la pedagogía y ve en la economía el argumentario idóneo para defender la cultura y si se tercia el bienestar con una honestidad exquisita. Lleva dos años trabajando sin más interés que descubrir detrás de cada número que a la grandeza labrada en siglos y llamada Tauromaquia, se le debe un respeto por ser cultura y por producir “riqueza y empleo”.

Por ello y por mucho más se declara un firme defensor de la cultura y advierte que las administraciones han de comprometerse y promocionarla porque aquel Estado que no apoye y difunda su cultura “tiene un problema”. Hasta ahora la Tauromaquia era un fundido a negro en datos económicos y hoy ya ha dejado de serlo. El profesor Medina no busca fama, los datos extraídos de su estudio están a disposición de quien lo necesite en su blog: http://escalafon.blogspot.com.es/sindicado bajo la licencia Creative Commons (licencia de bienes comunes creativos) donde el contenido se puede compartir y distribuir con el fin de divulgarlo pero nunca de aprovecharse del mismo comercialmente.

Escapando de los números generales cada serie que tiene escrutada el profesor Medina demuestra la rentabilidad de las ferias una por una. Madrid otra vez está a la cabeza: “estimando lo que es San Isidro y Aniversario (ahora Arte y Cultura Taurina) el serial tendría un impacto sobre la ciudad de más de 50 millones de euros”. Si descontamos los 17 por ingresos en taquilla, alrededor de 33 millones inyectan la actividad económica madrileña durante cuatro semanas entre los meses de mayo y junio. En Sevilla, por ejemplo, el cálculo ronda los “27 millones de euros durante la feria de Abril”, mientras que los Sanfermines de Pamplona ocuparían el tercer lugar“con 21 millones”. Para quien tenga curiosidad por saber lo que genera una feria de una semana a capitales como Albacete o Santander la cifra ronda los“6 millones de euros”.

El impacto económico que genera la Fiesta es otro de los candiles que enciende Medina para alumbrar los números de la Tauromaquia. “Con datos de 2010 lo que he hecho es valorar cuál es el impacto económico de una actividad cultural, como por ejemplo una semana de cine o una exposición”, afirma. Para cuantificar todo esto se toman las cifras de La estimación concluye que el impacto económico de las ferias taurinas asciende a“970 millones de euros”, casi 1.000 millones de euros que suponen en cálculos macroeconómicos un 0,1% del PIB. La estimación total sumando los festejos populares totalizaría 2.500 millones, un cuartillo de punto del PIB, en cuya estructura por sectores manda actualmente el turismo con un 5,9%“venta de entradas; los efectos indirectos, que serían restauración, alojamientos, transporte; y los efectos inducidos que son el movimiento o efecto que producen en la economía local”.. En este breve repaso no se ha tocado el sector de la ganadería cuya actividad ocupa varios cientos de miles de hectáreas por toda España, ni el empleo en términos globales, ni los impuestos con los que contribuyen los profesionales taurinos que en algunos casos tienen que soportar una doble fiscalidad, ni tampoco las abultadas cifras en concepto de canon que supone gestionar plazas de primera línea.

NOTA: En este escrito podemos observar como la Fiesta de los Toros tiene una importancia suma en la economía de un país en donde se celebren festejos taurinos, caso de nuestra América Taurina.

De haber un estudio serio y claro, seguramente las cifras en cualquiera de nuestros países, se parecería a los vistos en el estudio arriba mencionado.

Una vez más se dice que el sector taurino debe estar organizado, si en la Península no lo está me temo que en nuestra anarquía Americana, menos lo estará, pero algún día debe ser.

De lo contrario estaremos dispuestos a perderla y no pierde la Fiesta, pierde la Cultura.

**OTRO BUEN TENTADERO DE SALENTO.- Luis Garcés G. (Astauros)

El nuevo tentadero que realizaron los ganaderos de Salento, se puede considerar satisfactorio al ser aprobadas en firme cuatro vaquillas de  ocho tentadas y dejar una en semi-aprobación.  Un balance positivo del evento, destacándose en forma muy especial las dos primeras vaquillas  las que fueron realmente muy buenas, yendo acuciosas al caballo y permitiendo a los toreros el lucimiento con su calidad extraordinaria que,  Bien manejadas pueden llegar a ser buenos vientres para los futuros descendientes que  ojala proporcionen grandes satisfacciones a estos buenos criadores de reses de lidia.

Cumplieron la función de tentadores los matadores Paco Pelaza, Diego González, Ramiro Cadena, Enrique Calvo “El Cali “ y el alumno  destacado de la escuela Andrés Bedoya, mostrando con eficiencia y conocimientos las cualidades que traían los ejemplares a tentar pues el ganadero debe ser muy crítico y estricto en su criterio de selección porque en ese trabajo de tienta se define la suerte de lotes de ejemplares para futuras corridas,una misión de vital importancia para el futuro de la ganadería.

Debemos destacar en forma muy especial, el desempeño deEnrique Calvo quien, haciendo caso omiso del paso de los años, que no pasan en vano por cuanto merman facultades, demostró su veteranía, experiencia y enormes conocimientos con los cuales logro sacarle el mejor provecho a la vaquilla que le correspondió, que no era propiamente  la mas potable. La mostró, tapó sus posibles defectos y nos hizo recordar que su paso por los ruedos, no fue en vano y que la calidad de este maestro del toreo, sigue vigente.

Los repasadores, como ha sido usual, fueron los alumnos de la escuela y apreciamos la aparición de algunos chicos nuevos, especialmente provenientes de Manizales que han venido de esa ciudad  a engrosar el alumnado  de la escuela de Cali. Pero no podemos olvidar que esta es la única práctica frente a ejemplares vivos que tienen los alumnos ante la ausencia de Cursos Prácticos que, años ha, eran la base des aprendizaje y el progreso de los alumnos que salieron de la Escuela y hoy son matadores de toros.

Como algo novedoso, hubo un intervalo para permitir que unos periodistas procedentes de Miami que suelen filmar eventos en donde haya peligro extremo, filmaron  este tentadero como algo que para ellos significa ese tipo de peligro, y que contribuyó  a hacer  más entretenido el evento. Los ganaderos. Antonio González Caicedo y sus hijos Antonio José y Mauricio, quedaron satisfechos de una buena mañana con sus ocho vaquillas tentadas.