TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

MALAGA. Matinal. Siguiendo a Pablo muy de cerca: "Comenzando una nueva temporada en Europa"

Correo Imprimir PDF

 

FICHA DE LA CORRIDA

 

FECHA. Domingo, 4 de abril de 2010

LUGAR. Plaza de toros de La Malagueta de MALAGA (MALAGA).

ENTRADA. Casi lleno.

 

RESEÑA.

 

Fermín Bohórquez (silencio y vuelta)

Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y silencio)

Diego Ventura (silencio y dos orejas).

 

TOROS. Toros de Fermín Bohórquez.

 

CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 36, 540 Kg: De salida DALI (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 64, 528 Kg; De salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas MARQUES (2 banderillas) y CAVIAR (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).

 

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS. ZAMORINO, SILVETI y EJEA.

 

COMENTARIO. Dio comienzo una nueva temporada en Europa para Pablo Hermoso de Mendoza. En esta ocasión fue en horario matinal, en la plaza de La Malagueta donde el sol presidió una mañana de buena temperatura y de buen ambiente en los tendidos.

Pablo inició su andadura ante un ejemplar de Bohórquez, de pitones hacia arriba y de buena presencia. DALI fue por el toro desde el principio, pero este salía escupido de los encuentros, llegaba al caballo pero no fijó su embestida en los dos primeros intentos. A la tercera ya no pudo negarse y se quedó cosido a la cola del caballo que en pequeños círculos lo toreaba en redondo arrancando los primeros olés y las primeras ovaciones de la tarde. El toro tenía emotividad porque echaba la cara arriba en los envites y sumado a lo alto de cuerna que era, los pitones llegaban a la cintura de Pablo. Un rejón clavado en lo alto y mucho torero de bandera dieron paso a las banderillas montando a CHENEL. Tampoco de primeras el toro parecía interesarse por el caballo, pero la poderosa muleta de su cola enseguida lo convenció y lo llevó pegado casi tres cuartas partes del coso. En la puerta del patio de caballos le dio el primer trincherazo. Luego vino el toreo de frente, marcando los tiempos, clavando arriba en una labor larga y de perfectos movimientos. El tendido estaba con el navarro y con CHENEL y estos estaban dando un recital de buen toreo. Terminó el tercio con ICARO con el que la faena no bajó de intensidad, pero sí un poco de conexión con los tendidos. Y no fue porque el caballo no se arrimó y no se metió en los terrenos del astado, porque como siempre ICARO estuvo sobrado de valiente. Volvió la conexión con PIRATA y las tres cortas, atacando con el pecho, cuarteando perfecto en la misma cara del astado. Aquí el toro se rajó y se fue a tablas cuando Pablo agarró el rejón de muerte. Hubo que sacarlo al tercio y colocarlos nuevamente y ahí Pablo enterró un rejón entero que hizo doblar al murubeño. Se le concedió una oreja a pesar de la fuerte y mayoritaria petición de la segunda, pero esos problemas de decisiones arbitrarias, aquí son habituales.

El quinto fue otra cosa, porque este si que tenía peligro, pero ninguna transmisión. Esperaba la embestida, agazapado para luego arrear y poner en problemas a los caballos. CURRO volvía después de estar de descanso todo el invierno y lo hizo con su habitual maestría. Paró al difícil toro son sobriedad y le colocó un solo rejón de castigo. Esta circunstancia, Pablo la pagaría en la lidia posterior, porque el toro se fue viniendo arriba y complicando la actuación de los caballos de banderillas. MARQUES fue el primero en intervenir y colocó dos buenas banderillas, pero a la hora de templar al astado no pudo hacerlo con toda la limpieza que aquello requería. CAVIAR también de topó con un violento venido arriba. CAVIAR solventó la papeleta con buena nota e incluso consiguió que la faena se viniese arriba con alguna pirueta ajustada. PIRATA trataba de poner las banderillas marcando los tiempos, como en el primer astado, pero ahora el enemigo arrollaba y había que cambiar la brillantez por la eficacia. Donde sí estuvo bien el caballo fue en el par a dos manos de cortas, colocado casi en los medios del ruedo. Con el rejón de muerte, ante un toro imposible, pinchó una ocasión dejando luego uno entero trasero que le privó la posibilidad de trofeos. No obstante la puerta grande ya se la había cerrado la presidencia en su primera actuación.

Última actualización en Miércoles, 07 de Abril de 2010 20:25