TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

A Partido de Resina le birlaron el premio en la corrida concurso de Zaragoza

Correo Imprimir PDF

deltoroalinfinito.com

"Quesero" nº 39, de la ganadería de Partido de Resina


Por Bocanegra

25 de Abril de 2010


El matador "Rafaelillo" se lamenta de su mala suerte con la espada con el buen toro de Partido de Resina


Así fue, ni más ni menos. Ayer en el coso de la Misericordia de Zaragoza, el único toro que fue al caballo como Dios manda, con alegría, bravura, pujanza, y fijeza, fue el precioso cárdeno “pablo romero”, marcado con el núm. 39, y de nombre “Quesero”, en tipo de la casa y el de mejores hechuras de la tarde.

Cuatro fueron las veces que se arrancó al caballo, tres puyazos en toda regla apretando en el peto con la cara abajo, y la cuarta vara administrada con la de tentar.

Cierto que otros toros también acudieron a su cita con los montados en otras tantas ocasiones, como el premiado de “Ana Romero”, pero nada comparable al mérito de este excelente de “Partido de Resina”. Las crónicas dicen “que no fue completo porque al final se apagó en la muleta”, aunque no precisan que es lo que hubieran aguantado las otras reses concursantes si hubieran recibido el mismo castigo que el de “Partido de Resina”.

Todos se lamentan de la mala suerte de su matador “Rafaelillo” con el verduguillo, que le privó de un merecido triunfo; de igual modo se expresó el matador mientras alababa el excelente juego ofrecido por el cárdeno.

Pero ¡oh sorpresa! Ese jurado dominado por el espíritu de la peña mañica, sucursal de la horda venteña, añoraría las estribaciones finales de la sierra de Cádiz, en plena ruta del Torodonde los verdes pastos dan lustre a los santacolomas de “Ana Romero”.

¡Qué verde era mi valle!, pensaría algún nostálgico recordando el Parque Natural Los Alcomocales de Alcalá de los Gazules. ¡Qué verdes las vides! suspiraría añorando el verde fruto fermentado y oloroso sobre el verde mantel santacolomeño.

Verde que te quiero verde, como cantara Manzanita. Verde mi valle como los pañuelicos verdes que esgrimen contra toros de ganaderías que aunque su enclave forme parte de la ruta del toro, no figuraran en la hoja de ruta de esta caterva.

La finalidad de estas corridas concurso de ganaderías no se alcanza a comprender, no obedecen a la costumbre ni a la tradición, ni mucho menos a la demanda popular. Se organizan en las plazas de Madrid y de Zaragoza regentadas por la misma empresa, desde hace pocos años, un fiasco habitual con balance deficitario, con paupérrimo resultado artístico y escasa asistencia de espectadores que conforma los autodenominados “la afición”, juntos a los que peregrinan desde las terminales de la misma jaez. Vamos que estos concursos ganaderos más bien parecen tentaderos de machos creciditos, y servidos a puerta cerrada para solaz de la aristocracia del pueblo, pero, eso sí, armada con el verde que te quiero verde.

Los hay mal pensados que felicitan a la empresa por los óptimos resultado obtenidos en acallar tan ruidosas voces, que no ha poco tiempo clamaban contra ella por yo no sé cuantos incumplimientos del pliego de condiciones, quizás ¡¡ 107 ¡! Loable campaña en pro de la defensa del aficionado, del abonado, y del prestigio de la plaza de Las Ventas ¡sí señor!. Además, su alianza con el medio taurino más importante a través de su desleal empleado conocido como Don Nadie, y que huyera del mismo antes de que lo echaran, amenazaba el buen nombre y continuidad de la empresa de venteña.

Tras las primeras descargas, pronto se enfundaron las armas. Nadie en tan corto espacio de tiempo había conseguido subsanar tantas infracciones al contrato de explotación de la plaza de Madrid, o a lo mejor es que ni existían.

Silencio, se rueda, y aparece en pantalla el anuncio de corrida concurso de ganaderías. Por otro lado, el Don Nadie es reconocido por la empresa como merecedor del Premio “Taurodelta” con su correspondiente y jugosa dotación económica. Otra vez el color verde envuelve las añoranzas: “billetes, billetes verdes pero qué bonitos son..” sonaba en los programas radiofónicos de discos dedicados en los dorados años de juventud, en la voz de “El Mejorano”, “enseña billetes verdes y tendrás la solución”, proseguía el cantaor a ritmo de rumba.

Ay qué tiempos, ahora los billetes…¿de qué color son? El arte de Birlibirloque……..

Total que cuando surge la oportunidad de que la decencia aflore con el fallo justo sobre los méritos de un toro de “Partido de Resina” en la concurso de la Misericordia, el poder del verde inclina la balanza hacia la verde campiña gaditana de Alcalá de los Gazules.

Y tan frescos, ni se sonrojaron con los gritos del público de !tongo! ¡tongo! ¡tongo!

 


LA CORRIDA CONCURSO


Zaragoza, 24 de Abril de 2010
2ª de la Feria de San Jorge. Corrida Concurso. Menos de un cuarto de entrada.
Toros de Palha (1º), terciado, tardeó aunque fue siempre a las cuatro varas que recibió. Complicado en la muleta.
Partido de Resina (2º), de buenas hechuras, galopó y empujó en cuatro varas. Se quedó corto en la muleta.
Prieto de la Cal (3º), cinqueño mal hecho que acudó al caballo cuatro veces sin apretar. Desarrolló peligro en la muleta.
Cuadri (4º), alto y fuera de tipo. Tardo en el caballo, en el que no empujó. Noblón y sin calse en la muleta.
Adolfo Martín (5º), terciado y discreto en el caballo, en el que midieron el castigo. Desarrolló sentido en la muleta.
Y Ana Romero (6º), en tipo. Discreto en el caballo y con un buen pitón izquierdo en la muleta.
Juan José Padilla, silencio y leve división.
Rafael Rubio 'Rafaelillo', ovación tras dos avisos y palmas.
Paúl Abadía 'Serranito', silencio y oreja tras aviso.
Trofeo 'Fernando Moreno' al mejor picador: Juan José Esquivel, por su tercio de varas frente al segundo.
Trofeo 'Antonio Labrador Pinturas' al mejor lidiador: Serranito.
Trofeo 'Ripamilán' al mejor toro: 'Corbeta', lidiado en sexto lugar, de la ganadería de Ana Romero.

 

Última actualización en Lunes, 26 de Abril de 2010 10:44