TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Panorama taurino de Colombia. Por Enrique Avilán.

Correo Imprimir PDF

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

Cali, septiembre 13 de 2011

**Debemos arropar con entusiasmo, nuestra próxima feria taurina. Luís Garcés G. ( Astauros )

**Tras su rotundo éxito, Paco Perlaza regresa a torear al Perú

**Triunfo de Paispamba en Tovar, Venezuela

**La feria de Quito sigue con muchas incertidumbres.

Es apenas natural que los  caleños, o quienes no lo sean pero residan en esta ciudad, motivados  por un buen  sentido de pertenencia, entiendan que la feria taurina de nuestra ciudad es no solo el epicentro de las fiestas decembrinas, si no, al mismo tiempo, una serie de espectáculos artísticos que constituyen diversión para todos los seguidores del  arte del toreo y, por otra parte, una actividad que genera beneficios de orden laboral y en consecuencia  mucha gente recibe  beneficio económico y esto, lógicamente, produce una irrigación natural hacia otras actividades.

Por lo tanto, todos en Cali debemos sentir una cierta obligatoriedad, como buenos ciudadanos, de arropar nuestra feria taurina, siguiendo el buen ejemplo que nos dan los manizalitas para quienes su feria, muy tradicional por cierto, es lo principal y concurren masivamente a las corridas con el mas grande entusiasmo y esto hace que podamos catalogarlos  como la afición a los toros mas fervorosa de Colombia, mostrando con orgullo el espectáculo taurino como patrimonio cultural  de su ciudad.

Allí tiene mayor fuerza y valor aquella frase, muy diciente por cierto: “ Sin toros, no hay feria”. Desde luego, es lógico que algunas personas no gusten de espectáculo de los toros, (“entre gustos no hay disgustos”), pero de todas maneras allá no se escuchan voces o criticas y menos aun  acerbas, no se oye a  ninguno de sus habitantes atacar la parte taurina y menos denigrar de ella o de sus empresarios como, desafortunadamente, suele escucharse en estos lados  y a veces vienen voces foráneas, posiblemente provenientes de personas que sienten  alguna fobia hacia lo nuestro, en este caso lo taurino.

A propósito de nuestra próxima temporada que la vislumbramos  interesante si tenemos el cuenta el buen elenco de actuantes que posiblemente nos deparen grandes satisfacciones, invito a los caleños y sus habitantes a defender nuestra feria taurina y por ende arroparla con entusiasmo, contribuyendo así a cimentar su importancia y lo que significa como  beneficio común.

**Tras su rotundo éxito, Paco Perlaza regresa a torear al Perú (Oficina de prensa).- El torero colombiano Paco Perlaza regresará a las plazas peruanas luego de su reciente éxito en Matara-Cajamarca, tras indultar un toro y ganarse el trofeo de la Feria.

Su nueva aparición en tierras incas, será el 21 de septiembre posiblemente en un mano a mano, cuya y plaza y cartel se conocerá en los próximos días. Perlaza deslumbró a los peruanos con las actuaciones realizadas en agosto pasado y por ello tendrá nuevas corridas en el país peruano.

Este espada es el único colombiano que está anunciado tres tardes en la próxima Feria de Cali, en los días 26 y 30 de diciembre y cierra con la corrida del toro, el 1 de enero de 2012.

**Triunfo de Paispamba en Tovar, Venezuela.- El pasado viernes 9 de septiembre, en la plaza de Tovar, Venezuela, se presentó el ganadero de Paispamba, Enrique Alvarez Quelquejeu, cuyos ejemplares pastas en su finca cercana a Popayán y que tiene encaste Domecq. Los ejemplares de “don quique” tuvieron una excelente presentación. Uno de ellos fue indultado y otro recibió los honores de la vuelta al ruedo con fuerte petición de indulto. No son muchas las ocasiones en la que los toros de ganaderos nacionales reciben premios tan destacados.

Leonardo Benítez, venezolano, dos orejas y ovación; Manuel Escribano, español, silencio y dos orejas y Oliva Soto, español, logro actuación destacada pero falló a espadas.

**La feria de Quito sigue con muchas incertidumbres.- La ratificación de la no presencia del torero madrileño Julián López “El Juli” que estaba anunciado en los carteles y decidió retirarse a causa de la prohibición de matar a los toros en el ruedo, sigue aumentando las incertidumbres hacia el futuro de la fiesta en la capital ecuatoriana. Lo más preocupante, es el cúmulo de desaguisados que se presentan luego de leer las reglamentaciones que cortan de tajo muchas de las exigencias normales de un espectáculo taurino en plazas de primera como la de Quito.

El capítulo referente a la integridad del espectáculo y, en especial, lo referente a la edad, peso y trapío de las reses, no exige nada de lo que se estila y ni siquiera un número mínimo de ejemplares y de sobreros. Elimina, increíblemente, el elemental servicio médico en las plazas de toros o cosas tan complejas como que el equipo de la autoridad de plaza, sea designado por el promotor.

¿Hasta dónde llegará la ignorancia de las autoridades gubernamentales ecuatorianas, empeñadas en darle gusto a un Presidente que está en contra de la fiesta por simples animadversiones personales con alguno de sus dirigentes. “Estamos como estamos, Pedro…¿y tú cortando orejas?”