TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

"Los fastos de una enlutada Pascua taurina". Crónica previa de Pascua y Sevilla. Por Barquerito.

Correo Imprimir PDF

La muerte de Juan Pedro Domecq pesará como una triste sombra sobre la veintena larga de festejos del próximo fin de semana. Abre temporada Sevilla, se cumple feria en Arles

Madrid, 19 abr. (COLPISA, Barquerito)

La reciente y trágica muerte de Juan Pedro Domecq va a flotar amargamente el próximo fin de semana sobre toda las fiestas de toros de Pascua, una de las cinco fechas señeras del calendario taurino español y francés, y la primera de todas ellas en el calendario. En Pascua se abre el abono de Sevilla, donde este año se dan en fechas consecutivas y hasta el 8 de mayo dieciséis festejos, ocho de ellos, enmarcados en la Feria de Abril. En Arles, a partir de Viernes Santo, en sesiones matinales y vespertinas y en el impagable escenario de su bimilenario anfiteatro romano, se cumple entera la mayor de las dos ferias de la capital de la Camarga.

El Domingo de Resurrección hay corridas de categoría en Sevilla, Málaga, Arles –dos y no una- y Madrid, novillada de postín en  Barcelona, y toros también en una plaza francesa de criterio torista, la de Aignan, en la región de Armagnac.

El contraste de luto y fiesta, tan propio de los toros, se acentúa con particular tristeza esta vez para rendir homenaje póstumo a Juan Pedro Domecq Solís, que fue un personaje del todo y por todo singular. Persona de exquisita sensibilidad, ganadero de trascendental importancia, taurino de insuperable nivel. La personalidad de Juan Pedro ha sido punto capital del último cuarto de siglo, una época taurina que no podrá entenderse sin sus muchas aportaciones de Juan Pedro en varios campos. El propio de la conformación y deriva de una ganadería que ha sido simiente de casi la mitad de la cabaña española de bravo; su papel distinguido como renovador de ideas y planes desde la presidencia de la Unión de Criadores en momentos tan complejos y delicados como los de la asimilación de España por la Comunidad Europea; el Juan Pedro aficionado, polemista, escritor, conferenciante, difusor imaginativo de la fiesta de los toros; el editor y empresario del primer portal taurino español en Internet, en papel de pionero; y, en fin, tal vez antes que nada, la persona.

De principios; clásico pero modernizador; generoso con todas las partes del toreo, con los toreros, con sus colegas de gremio, incluso con aquellos que han mantenido principios opuestos a los suyos. Juan Pedro ha sido uno de los verdaderamente grandes. De todos los tiempos. Ni siquiera los detractores de lo que podría llamarse la religión Domecq –su profeta, el propio Juan Pedro- se han resistido a rendir homenaje público a su poliédrica persona y a sus aportaciones.

El toro de encaste Juan Pedro Domecq –no siempre por la misma vía de sangre- estará presente en cuatro de los siete espectáculos mayores de la feria pascual de Arles: las corridas de Garcigrande, Núñez del Cuvillo y Fuente Ymbro, y la novillada del hierro francés de Dos Hermanas. En la corrida del Domingo de Resurrección de la Maestranza de Sevilla, donde se lidian toros de Daniel Ruiz y con un cartel de toreros que, de partida, se prevé como el de máxima competición del curso: Morante, El Juli y Manzanares. Aunque la ganadería propia de Juan Pedro no está anunciada en el abono de Sevilla este año, el encaste Domecq está presente en la mitad de los hierros en juego. Algunos de ellos, como los de Garcigrande, Núñez del Cuvillo o El Ventorrillo, por derivación o compra directas. La corrida que abre temporada en Málaga el domingo próximo, del hierro de Lagunajanda, está igualmente emparentada con la de Juan Pedro Domecq.

El ambiente para la corrida de Sevilla se ha calentado como raras veces y la reventa, se dice, se ha disparado. Si la reventa se dispara, la corrida tiene carácter de acontecimiento. No es la primera vez que Morante, El Juli y Manzanares forman terna. Fuera el cartel de la corrida estelar de la reciente feria de Castellón. Y volverán a ser terna más de una vez a lo largo de la primavera y el verano. Es el cartel de mayor tirón del momento. Propicia, además, la rivalidad entre partidarios.

El Juli, que mantiene su línea infalible de 2010, abre feria también en Arles como padrino de alternativa de Thomas Joubert, un novillero arlesiano de corte artista. Manzanares estarán en esa corrida también. Morante, El Juli y Manzanares son, además de El Cid, los toreros con los que se ha montado el abono de Sevilla. Los que lo venden mejor. Cuatro tardes de abono han firmado en Sevilla Morante y El Juli, que son los de mayor cotización. Y sólo una en el abono de Madrid, en contraste chocante y abismal.

En Arles coindicen en un mismo cartel el Lunes de Pascua Pablo Hermoso y Diego Ventura, con toros de Bohórquez, y en un festejo que abre una serie de encubiertos manos a mano entre los dos grandes del toreo a caballo. La nómina de corridas del fin de semana de Pascua incluye un programa variopinto: la alternativa del portugués Nuno Casquinha en la plaza de Villanueva del Fresno, en Badajoz y en la raya de Portugal; dos corridas de Miura, la clásica y mayúscula de Arles y otra para la reinauguración de la plaza de Priego de Córdoba; una corrida de veraguas de Javier Gallego en la plaza burgalesa de Huerta del Rey; toros de Baltasar Ibán en la fiesta torista de Aignan; toros de sangre Osborne pura en la corrida de las Ventas, segunda del curso en Madrid; el anuncio en Barcelona de los tres novilleros que más van a sonar en esta primera parte de temporada, el salmantino Juan del Álamo, el segoviano Víctor Barrio y el madrileño López Simón. La sombra de la crisis está por despejarse y cuantificarse.

Postdata para los íntimos.- Qué dolor la muerte de Juan Pedro! Lo quise de verdad. Tuve la fortuna de aprender de él muchas cosas. Estoy en Francia. En La Depeche, de Toulouse, le dedican un sentido recuadro mortuorio. No sabía que su segunda esposa es de Toulouse precisamente. Los Domecq eran oriundos no de Occitania pero sí de un país vecino, el Bearn. Sale sangre navarra en cuanto se rebusca en la caja de hilos. Saludos!

 

Última actualización en Martes, 19 de Abril de 2011 20:28