TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Desde Bilbao, los "Timbales" de Paco Cerezo

Correo Imprimir PDF

TIMBALES

Salvo algun festejito por ahí, podemos dar por finiquitada la temporada 2010.

Una vez más, el Fandi se erige en campeón del escalafón, pero sin llegar a las cien actuaciones con las que terminaba estos últimos años, sobrepasándolas todos ellos, y casi doscientos trofeos, entre orejas y casquería.

El Juli ha quedado a casi, o sin casi, veinte actuaciones menos.

Sin embargo, el joven Julian ha sido el emperador de la temporada.

Ha hecho esas cosas que suenan tan mal, como tirar del carro, dar el callo, que es ni más ni menos que ejercer de figura del toreo de Bilbao a Calatorao. Pasando por Madrid, etapa de alta montaña para el torero de Velilla, donde le espera apostado el 7º de Caballería, amén de grupos de guerrilleros camuflados en los demás tendidos. Es igual. El Juli va a Madrid.

Y es que quien deja de ir a Madrid por ir a Pozuelo...

Por lo demás ha sido una temporada muy compacta, no de dos o de tres, ya que hasta el puesto ventitres, son treinta las corridas completadas por los toreros.

Figuras y figurantes no han marcado esas diferencias abismales en cuanto al número de corridas toreadas.

La crisis, que será o no será, pero haberla, hayla, le ha metido una cornada importante a la Fiesta.

Empezando por las taurofactorías, que no logran colocar tanto producto, y para chorizos no es rentable...

Así que el próximo ejercicio veremos más cinqueños.

Eso que con la falta de chicha del toro actual, apenas se nota.

El unipuyazo parece inamovible, seguido del simulacro en la segunda vara.

Si bien se notaría en las intenciones, más acusadas por aquello de la edad, siempre que el toro haya "progresado adecuadamente", que es lo que se lleva a la hora de aprender.

También los toreros se afanarán en su puesta a punto.

Los que se van a las Américas en un no parar y los que no tienen más remedio que quedarse.

Para estos, lo de siempre. Mucho campo y toreo de salón.

Parecen fijadas las posiciones para la nueva temporada 2011.

Indiscutibles el Juli y Ponce, que da la sensación de ir quitandose poquito a poco.

Luego el Cid, Manzanares, Perera...

Los dos grandes mitos, Morante y José Tomás, que hacen la guerra por su cuenta, que solo compiten con ellos mismos...

... Y el relevo para despachar las duras, que encima estan saliendo como mulos, en manos de Diego Urdiales, Rafaelillo reconvertido en gladiador, la fiabilidad de Iván Fandiño en progresión.

Se echa en falta esa figura emergente, novedosa, que dé guerra...

Igual nos la traen los Reyes Magos.


---------------------------------ooo--------------------------------