TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

BILBAO. Los "Timbales" de Paco Cerezo

Correo Imprimir PDF

 

TIMBALES

Quizá el único detalle negativo en las Corridas Generales de este 2010 sea la asistencia de público, muy inferior, digan lo que digan, a esos todavía cercanos del triunfalismo.

Bien es cierto que en ello influyen muy directamente las corridas "bacalada" con que año tras año nos obsequian.

El ciclo taurino de esta Aste Nagusia comenzó el miercoles y terminó el sábado, donde se concitaron tres cuartos de plaza.

Lo demás, para los pollos, que diría un chusco.

En una palabra, si el cartél interesa la gente acude y si no, se queda en casa.

 

Y si a las ocho Corridas Generales le quitas tres, le has pegado un recorte curioso.

En este "sobrante" hay toreros que ni en sus mejores sueños contemplaron su inclusión en las Corridas Generales y muchísimo menos se vieron echando el paseo en el moreno ruedo vistalegrero.

Pues a la chita callando van camino de alcanzar a Enrique Ponce, que hizo ya su cincuenta paseillo.

Por lo demás, reconocer a la empresa sus ganas para conseguir lo mejor para la gran cita del Botxo.

De los diez primeros que encabezan el escalafón, excepto Talavante, todos han estado en Vista Alegre y cinco de ellos hicieron doblete.

Solo falta conseguir que las corridas "bacalada" se conviertan en un sabroso pil-pil.

Aquí habrá que tirar de matemáticas para solucionar la incognita, que puede lograrse por variaciones, combinaciones y permutaciones.

---------------------------------ooo--------------------------------

Los ganados ¡Que preciosa corrida de Alcurrucén! ganadora del premio, han sido un acierto, excepto Zalduendo, con un encierro impresentable.

También alguna res paso el filtro por los palos, pero su excelente comportamiento hizo olvidar otras carencias.

No debemos olvidar el sobrero de Ortigao Costa ¡Que gran toro!.

---------------------------------ooo--------------------------------

El público ha respondido siempre que se le ha ofrecido un buen cartel de toros y desestimado lo que no tenía interés alguno, como es natural. Llegan los tiempos de VENDER y no EXPENDER.

Las buenas localidades, entre abonados y aficionados, se compran solas.

No hay que dejarse llevar por el espejismo de la cola del primer día, ya tradicional y que queda muy bien.

Luego hay que echar el resto y vender plaza.

El año próximo veremos si espabilamos o nos lleva la corriente, como a camarón que se duerme.

 

Última actualización en Lunes, 06 de Septiembre de 2010 09:18