TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

EL APARTADO. Por Barquerito: "Hoy puede ser un gran día"

Correo Imprimir PDF

8ª de las Corridas Generales. Toros de Alcurrucén para Enrique Ponce, El Juli y Diego Urdiales

Hoy puede y debe ser un gran día de toros, pero podría no serlo también. No se admiten apuestas. No es raro tener que echar mano de un pareado manoseado por el uso: corrida de expectación, corrida de decepción. Conviene, por tanto, tocar madera. Y, luego, pedir que no llueva. O, mejor, que llueva un poquito. El sirimiri a cuentagotas, que para los toros suele ser estimulante. Una duchita matinal tras la duermevela de seis horas en la noche del toril. Así que… ¡ojalá!

Si caen, aunque solo sea cuatro gotitas de hisopo, los toros de Alcurrucén van a agradecerlo, porque son en general de piel fina. Fina la piel, finos los cabos y finas las puntas o pitones. Ya se verá si día grande o pequeño, pero lo que se verán seguro son seis cabezas de toro como Dios manda. Seis hermosas cabezas.

Se llama bonito al toro de cuerna apuntada, recogida o reunida y no al descarado, cornipaso o cornalón. En Alcurrucén, que es la ganadería más larga del campo bravo, los hay de todas las formas posibles y de todos los colores, porque es ganadería muy variada de pintas. Y, en fin, brava, que es de lo que se trata. Y bonita.

Como es la tarde de más responsabilidad del año, la corrida vendrá con nota. No solo por el compromiso de lidiar en la fecha estelar de la semana. También porque, si hay tres ganaderos que respeten religiosamente el canon del toro de Bilbao, el auténtico, esos son los tres hermanos Lozano. Bilbao se les da de maravilla. Tardó años en anunciarse su hierro en el abono, pero desde que lo hizo los éxitos se han seguido en cascada. Las emociones también.

De Alcurrucén fue el toro que mejor ha toreado Ponce en Bilbao hace cinco o seis años. De Alcurrucén los dos triunfos más clamorosos en esta plaza de Diego Urdiales, un virtuoso, el canon clásico. Y de Alcurrucén el pasado mayo en las Ventas el toro que mejor ha toreado El Juli en este curso. Una faena irrepetible por su dificultad de fondo y su belleza formal. La bravura es belleza.