TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

MADRID. Crónica de Barquerito: "Suspendida la 21ª corrida de San Isidro"

Correo Imprimir PDF

El pésimo estado del piso de plaza forzó la suspensión, acordada por los tres espadas, sus cuadrillas y el presidente de la corrida. Iban a lidiarse toros de Partido de Resina, los antiguos pablorromeros, ganadería con leyenda.

Madrid, 28 may. (COLPISA, Barquerito)

Lunes, 28 de mayo de 2018. MADRID. La vigésima primera corrida de la feria de San Isidro fue suspendida tras acuerdo de los tres matadores, sus cuadrillas y el presidente designado para el festejo. El mal estado del piso de plaza fue la causa de la suspensión. Las lluvias caídas durante la noche del domingo al lunes y en la mañana de hoy impidieron cubrir con lonas protectoras el ruedo de las Ventas. Con toros de Partido de Resina -el hierro de Pablo Romero- estaban anunciados el alcarreño Javier Sánchez Vara, que sustituía al zaragozano Ricardo Torres, el leonés Javier Castaño y el francés Thomas Dufau. Era la única tarde de feria en que estaba anunciados los tres espadas. La empresa de las Ventas apalabró con ellos la posibilidad de abrirles un hueco a lo largo de la temporada.

Postdata para los íntimos.- Agua de mayo. Sin toros. Yo quería ver la corrida de pablorromeros porque, saliera como saliera, es un toro digno de admirar. Por ser especie rara y única. He leído que la corrida de Nimes del abono de Pentecostés no anduvo, o que salió mansa y apagada. Con lluvia suelen embestir mejor los toros en Madrid.

Y, luego, pensar en que para ver a Thomas Dufau debutar en San Isidro habían venido desde Villeneuve de Marsan y Mont de Marsan unos cuantos. Y no es un viaje de dos horas sino de siete, ocho, nueve o diez. ¿Y quién paga el pato? Oh, sí, el pato de Mont de Marsan, tan famoso, Las conservas landesas. El magret, las rillettes, el foie... Creo que el foie envasado es tentación para algunas bacterias que destruyen la flora intestinal poco a poco. Pasa algo parecido con las berenjenas. Un plato de pato con berenjenas puede ser una bomba de relojería. ¿O no?
Solo que ayer, en el autobús, le escuché contar a una señora con problemas intestinales en un pasado reciente que su médico de cabecera le había recomendado inflarse a yogur. ¿Danone? Sin azucarar. El azúcar está entrando poco a poco en la lista de sustancias cancerígenas. ¡Y la miel! Lave bien las verduras, pero las aguas pueden estar contaminadas. Las aguas de mayo también.
Manzanas de pomar asturiano de alta montaña, brevas de la Puebla de don Fadrique, peras de Somerset y, desde luego, cerezas. El anterior presidente de la Junta de Extremadura dijo en la radio esta tarde que los primeros kilos de cereza temprana del Valle del Jerte se habían vendido a 40 euros el kilo, pero que ya se empezaban a vender por la décima parte, En Japón las cerezas son bastante más baratas pero supongo que menos sabrosas. En el Jerte la flor del cerezo se les echa a los animales de pienso -como a los cerdos las margaritas- y en cambio los japoneses cuidan esas flores como tesoros de luz y seda. Las ponen en los altares, las saben secar. Y hay quien se las come. El País -periódico. ha empezado una campaña para que la gente coma flores. Nos invade una plaga de nutricionistas arbitristas. Esto sí, esto no. Tengo hambre. Y sed de justicia.
A la hora de la suspensión no llovía, pero estaba la arena enlodada. No se podía embestir ni torear. Las colas para la devolución de entradas eran larguísimas. Casi desiertas las galerías norte de las Ventas. Como me gusta contemplar árboles, me di cuenta de que el pinar del Himalaya -de pinos del Himalaya- plantado en el talud junto a la escalinata de piedra que baja dese Villafranca a los corrales se han ido inclinando más y más de un tiempo a esta parte. Las raíces de la especies asiáticas tienen fama de resistentes. Pero. La resina de los tilos viene este año muy tardía. Tanto que no ha venido todavía. Ni en las Ventas ni en la plaza de Segovia Nueva junto a la parada del autobús.
En la ventana enrejada de la casa del mayoral de las Ventas, junto al patio del desolladero hay unas macetas de geranios. Uno de los dos clarinetes de la banda de música ensayaba la melodía de la jota de la Dolores, no la de Bretón, sino la de la copla bastarda (Si vas a Calatayud...) A los grandes orquestadores y compositores barrocos y románticos el clarinete no les hacía tilín, Con una excepción egregia: Mozart. Y otra muy importante: Brahms. El clarinete, tan difícil de amaestrar, desprende alegría. Casi siempre. No siempre llueve a gusto de todos.
Al salir del metro, distinguí la figura de un torero de La Fuente de San Esteban, provincia de Salamanca, que se llama Alejandro Marcos, torea muy bonito y todavía no ha confirmado la alternativa en Madrid. Lo hará. Iba con traje y paraguas. Y deprisa. Le deseé suerte.
Última actualización en Jueves, 31 de Mayo de 2018 14:17