TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Desde Bilbao los "Timbales" de Paco Cerezo: "San Isidro y las odiosas comparaciones"

Correo Imprimir PDF

TIMBALES


Madruga la Isidrada con la cartelería ya confeccionada.


Una cartelería que pretende dar cabida a todos, figuras,figurantes, olvidados y emergentes, que dice la crítica.


La feria que acoge a todos, pese a que muchos se quedan fuera. Nova más.


Como el caso de Diego Urdiales, torero muy del gusto de los aficionados, suponemos que no será por su elevado caché.


O Gónzalo Caballero, premio a la mejor estocada y también sin sitio.El joven espada madrileño, muy cabreado, ha devuelto el trofeo.


Más vale honra sin barcos que barcos sin honra, que diría el almirante Cástor Méndez Núñez, un gallego con lo que hay que tener.


Y la verdad es inexplicable que en una cartelería desmesurada no haya espacio para estos toreros.


Lo cual conlleva las odiosas comparaciones.


Con todo el respeto, pero con menos interés, se aprecian carteles que ganarían con la inclusión de estos toreros.


Excesivamente larga esta feria de San Isidro y claro, a más longitud más vulgaridad y extrañas citas.


Primera corrida de las 6 Naciones, con 6 matadores de distintas nacionalidades, defendiendo al pabellón español estará Juan del Álamo.


Bueno.


Corrida de la cultura, un mano a mano entre Juli y Ginés Marín.


Los demás toreros de nota que no progresan adecuadamente...digo yo.


Tres tardes Juan Bautista!!! Eje, epicentro y punto de apoyo de de San Isidro 2018, quien lo diría...


Casi simbólica la presencia de las figuras, pasando casi de puntillas el ruedo de la Monumental de Las Ventas del Espíritu Santo.


La representación francesa, Oh Lalá! bien representada a pie y a caballo, mantendrá el pulso ferial.


Esa gran afición hará el resto, respondiendo a la llamada de los toros, no tanto por las corridas, con no demasiados alicientes.


Pero esa gran afición es diferente.


El turismo también colaborará a meter gente a la plaza.


Pero con todo y con eso, 34 tardes son muchas tardes.


Me viene a la memoria Chopera y no es por paisanaje.


La Monumental siempre ha estado en el punto de vista del actual gestor el galo Simón Casas, una vez conseguido el objetivo se desbordó su fantasía y locuacidad, ofreciendo, proponiendo lo nunca visto en la plaza, las combinaciones más atrayentes, el modo moderno de montar una feria kilométrica como la de San Isidro que ha descendido del trono triunfalista a la dura realidad.


Creer a estas alturas en Caperucita Roja es un craso error.


Pero hay algo de cierto en su discurso a lo Trump, está ofreciendo lo nunca visto.


Algo es algo.