TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Panorama Taurino de Colombia. Por Enrique Avilán.

Correo Imprimir PDF

Enrique Avilán Acosta Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla Cali. Marzo 1 de 2018

**A raíz de la conclusión de las temporadas nacionales, y luego de conocer las diferencias del ganaderoGonzalo Sanz de Santamaría con algunos veedores de las plazas de primera, y especialmente de la de Cali,enviamos un cuestionario al ganadero bogotano, ahora al frente de los destinos de la ganadería de Mondoñedopor el lamentable fallecimiento de su querido padre Fermín, y él nos ha respondido. Gustosos les hacemos llegar esta entrevista que contiene verdades sobre la situación de los ganaderos y de la fiesta en Colombia.

Bien vale la pena recoger y asimilar estos conceptos provenientes de un ganadero muy serio y que ostenta orgullosamente, el  calificativo de poseer una de las ganaderías más antiguas de Colombia y con un encaste temido y respetado como el que siempre han manejado y que produce recelo entre los matadores del grupo especial, que no se deciden a aceptar torear sus ejemplares pero que, a su vez, son pocos los toreros heridos por estos estupendos toros con trapío, buena presencia y, generalmente  con edad y peso como al que aspiran los taurinos de verdad.

P:- ¿Cuál es su apreciación por la situación ganadera en las temporadas colombianas, ahora que se ha mermado fuertemente el número de festejos anuales?

1. La situación de la ganadería brava colombiana realmente ha cambiado mucho porque no se estàn dando tantos festejos como en el pasado, tanto en plazas de primera como en la provincia. Esto ha llevado a que salieran del mercado algunas ganaderías de nombre como Icuasuco, Clara Sierra, Pueblito Español, El Encenillo, Aguas Vivas, El Socorro, pero además la mayoría de ganaderías que subsistimos nos hemos reducido en vientres para básicamente suplir la necesidad de la demanda del mercado nacional. Pero aun así, a los ganaderos nos están sobrando toros que es difícil colocarlos por la falta de demanda.

En este sentido la provincia colombiana, en general, se ha visto muy beneficiada porque tienen la posibilidad de escoger en varias ganaderías lo más grande y serio que quieran llevar, y muchas veces a precios muy baratos, porque los ganaderos con tal de salir de toros quedados los terminan casi que regalando. En la provincia se vienen lidiando en general toros muy serios, auténticas corridas de toros como para cualquier plaza de primera, desde ya hace varios años !!!

P:- De acuerdo a lo expresado por el Presidente de la Plaza de Toros de Cali, ¿si es viable el importar toros españoles? ¿Encarecería más los festejos en las ferias nacionales y afectaría con fuerza el trabajo de los ganaderos nacionales?

2. Mondoñedo fue realmente fundada por mi bisabuelo. Hoy en día oscilamos entre 100 y 120 vacas de vientre y eso nos da para sacar por año entre dos y tres corridas para plazas de primera y otras tantas para provincia.

Importar toros sería nefasto para la ganadería y para el esfuerzo que hacemos los ganaderos nacionales por subsistir. Si hoy en día nos sobran toros y por ende es un gran esfuerzo venderlos, imagínese si los pocos cupos que quedan son suplidos por toros extranjeros !!! Es que sin mercado muchas ganaderías tienen que estar pensando en cerrar como sucedió ya con todas estas insignes que desaparecieron.

Pero peor aún, importar toros implica de inmediato encarecer aún más los ya muy prohibitivos precios para el público. Los empresarios tenemos que pensar en cómo atraer más gente a las plazas, y obvio no es con esos precios tan absurdos que estamos pagando. La fiesta hay que volverla a popularizar y de alguna manera ingeniosa y comercialmente bajar precios. Manizales ya está en esa tónica y han hecho una gran labor en este sentido que de inmediato se ha reflejado en llenos tarde tras tarde.

P:- De acuerdo a lo expresado por el Presidente de la Plaza de Toros de Cali, ¿si es viable el importar toros españoles? ¿Encarecería más los festejos en las ferias nacionales y afectaría con fuerza el trabajo de los ganaderos nacionales?

4. Totalmente.  Yo siempre escuché a papá y a mi abuelo que la ganadería era un hobby.  Pagar impuestos, alimentación de los toros, mano de obra especializada, infraestructura y cercados de seguridad, drogas y servicios veterinarios, para vender 2-3 corridas de primera al año es la ruina. Si uno no tiene otras actividades económicas con que mantener esta afición, chao....

P:- Se dice que los ganaderos que siguen en la brega por producir encierros con edad, trapío y que sean apropiados para las plazas de primera categoría, ¿realmente lo hacen más por afición que por negocio?

5. Yo soy muy optimista que poco a poco recuperaremos el terreno perdido, siempre y cuando los estamentos, empresas, ganaderos, toreros, subalternos y aficionados estemos lo más unidos posible identificando las necesidades de la fiesta. Creo que lo venimos haciendo bien desde ya hace un tiempo, inclusive con la ayuda y el ejemplo de fundaciones y asociaciones de otros países. Pero el mejor defensor de nuestra fiesta es el mismo TORO. La afición se hace a medida que el Toro-Toro, con presencia y edad, con trapío, salga a la plaza. Desafortunadamente hay empresas que por inexperiencia y mal asesoradas todavía no se han dado cuenta de esto, y lo peor es que les va a costar mucho y tiempo recuperarse. Porque si el toro chico, sin trapío, sale a la plaza lo único que se logra es desocupar las plazas de buenos y tradicionales aficionados que son prácticamente irrecuperables una vez pierdan la afición.

Gonzalo Sanz de Santamaria Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla