TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

BILBAO. EL APARTADO por Barquerito para El Correo: "¡Cuidado con el perro!"

Correo Imprimir PDF

6ª de las Corridas Generales. Toros de Garcigrande para El Juli, Talavante y José Garrido

Parece que va a llover, el cielo se está nublando, juega el Athletic en San Mamés un europartido, y puede jugarse la vida como aquel que dice y, en fin, vuelve El Juli con su felina ambición. Si toca morder, muerde. Y si no, también. Es la segunda de sus dos tardes de abono en Bilbao. Anteayer echó Jandilla en Vista Alegre cuatro toros buenos. Y dos que, no malos, pero encogidos, frenados. De los que cabecean. Al cabezazo seco lo llaman taponazo los vaqueros andaluces. Los de los taponazos fueron los dos del lote de El Juli, que toreó a uno y otro con genio y ciencia.

Hay un toreo de los años 50, cuando apenas humillaban los toros, que consiste en provocar a la voz la embestida correosa y frenada, y en librarla en corto sin que el toro llegue a rozar el engaño. El maestro Juan Posada, que tantas tardes de toros vio y contó en Bilbao, sostenía que el arte del toreo es esa ciencia que somete al toro remolón o artero. La de El Juli. Una faena de aliño de las de los años 50 no se entiende ni valora hoy. Y un empeño por convertir el aliño en toreo de arte, todavía menos. ¿Por qué? Porque la fiereza del toro de 1950 y la del de 2017 no parecen la misma cosa ni lo son.

Cada vez que El Juli torea una corrida de Garcigrande, y son diez o doce al año, los aficionados dicen que se trae los toros bajo el brazo como el hijo primerizo el pan tierno. Pues no. Porque en Garcigrande, o Domingo Hernández, que es lo mismo, convive un variado fondo de líneas Domecq. Toros de taponazo, sí. Pero son mayoría los de amor a primera vista. El Juli conoce la ganadería como si fuera propia. Y tanto que ha creado una de su propiedad, los toros de El Freixo, ramas que al tronco de Garcigrande salen. La semana que viene lidia El Freixo en Bayona. Yo voy.

Talavante, gran torero, anda en fase mística. Es torero pensador. Garrido fue en la pasada edición de las Corridas Generales un salvaferias. Estuvo hecho un león. Otro que muerde.