TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

MADRID. Previo de Baruquerito San Isidro 2017: "Un San Isidro con el sello de Roca Rey"

Correo Imprimir PDF

El maratón taurino de Madrid, treinta y dos festejos seguidos, se abre con dos datos contrapuestos: la cotización disparada del joven torero peruano en la reventa y la ausencia de Morante

Examen de Simón Casas como empresario de las Ventas

Madrid, 10 may. (COLPISA, Barquerito)

VEINTICUATRO CORRIDAS de abono, una más fuera de abono pero dentro de la feria de San Isidro, la tradicional de la Prensa, tres novilladas y cuatro festejos de rejones. Treinta y dos tardes seguidas de toros en la plaza de Madrid entre esta del 11 de mayo, con aviso de tormentas en la capital, y la del 11 de junio, diez días antes de entrar el verano. En ese plazo pasará examen Simón Casas como nuevo empresario de las Ventas. Las cifras abrumadoras del programa de San Isidro no son nuevas.

Lo nuevo son los tres festejos fuera de abono programados para el fin de semana posterior a la feria: la obligada Corrida de la Beneficencia, una Corrida de la Cultura de estreno en el calendario y una novillada con los tres novilleros más destacados de la primavera en las Ventas. Antes del inicio de las hostilidades, Simón Casas, que se estrena como productor de San Isidro, ha anunciado que la feria de Otoño de Madrid constará de una serie de diez festejos seguidos entre el 22 de septiembre y el primero de octubre. La multiplicación de Otoño y la corrida de la Cultura van a suponer un incremento de siete fechas en el calendario taurino anual de las Ventas. Corridas y novilladas aparte, la propia plaza va a albergar durante el verano ciclos de actividades diversas con el acento puesto en los conciertos.

Las setenta y cinco plazas para matadores de toros en San Isidro se han repartido de modo nada convencional. Tres espadas van a torear tres tardes: Alejandro Talavante, David Mora y López Simón. No coincidirán en ningún cartel. El peruano Roca Rey, que está siendo en el termómetro de la reventa el torero más cotizado, alternará con Talavante el 24 de mayo y con López Simón el 31. El número de abonos de las Ventas ha crecido en 800 respecto a 2016, pero la venta anticipada de corridas sueltas se ha disparado.

Además de Roca Rey, de dos tardes de abono disfrutarán, en circunstancias muy diversas, una veintena de espadas: Juan Bautista, Paco Ureña, Curro Díaz, Diego Urdiales , Fortes, Alberto Aguilar, Joselito Adame, Javier Jiménez, Román, Juan del Álamo, José Garrido, Iván Fandiño, Rafaelillo, Morenito de Aranda, Fernando Robleño, Miguel Ángel Perera, Manuel Escribano, Sebastián Castella, Ginés Marín, que es el único de los cinco  confirmantes de alternativa que repetirá en la feria, y Antonio Ferrera, que acaba de ir al copo de la casi totalidad de premios de la feria de Abril en Sevilla.

La relación de toreros de una sola tarde es más larga y densa. Habría que cribarla. De un lado, cuatro nombres obligados de todas las ferias: Ponce, El Juli, Manzanares y Cayetano. De otro, los que confirman alternativa: Álvaro Lorenzo, Francisco José Espada, Varea y Joaquín Galdós. Una presencia excepcional dentro del programa: la de Eduardo Dávila Miura, anunciado con los toros de su familia para conmemorar los 175 años de existencia de la ganadería en unas solas manos, las de seis generaciones de Miuras. Y un catálogo variopinto de quince matadores más: El Cid, Rubén Pinar, Pérez Mota, Eugenio de Mora, Juan Leal,  Gómez del Pilar, Alberto Lamelas, Javier Castaño, José Caros Vanegas, Gonzalo Caballero, Daniel Luque, Padilla, El Fandi, David Galván y Francisco Rivera Ordóñez “Paquirri”, que se despide de Madrid en el año de su retirada definitiva.

Casi cincuenta matadores de toros en total y una ausencia particularmente llamativa: la de Morante de la Puebla, que acaba de torear cuatro de las trece corridas de abono de primavera en Sevilla pero ha renunciado a San Isidro voluntariamente. El 17 de junio, la tarde de la Cultura, con Cayetano y un torero “triunfador” por determinar, Morante estará en las Ventas para matar una corrida de Núñez del Cuvillo. El propio Cayetano, El Juli y Manzanares cumplirán su segundo compromiso en las Ventas en ese mismo fin de semana corolario.

La presencia tan menguada de nombre mayores en el abono y, de paso, la dispersión de carteles y fechas hacen una vez más de San Isidro una feria de concentración obligada, limitada pero abierta a las sorpresas, que tendrían que llegar, como en el caso de Roca Rey, de la mano de toreros de nuevas hornadas. ¿David Galván, Álvaro Lorenzo, Ginés Marín…? La pretensión de refrescar carteles se estrella un año, más con la realidad: el porcentaje de toreros con más de diez años de alternativa triplica al de menos de diez.

El toro de Madrid será protagonista. No solo en la llamada semana torista, la última de las cuatro y media de feria, cuando desfilen, uno tras otro, los hierros de Cuadri, Dolores Aguirre, Rehuelga, Adolfo Martín y Miura. También en las dos decenas de ganaderías anunciadas por delante. Con mayoría de hierros de procedencia Domecq pero en ramas en algunos casos muy separadas de la raíz: El Ventorrillo, El Pilar, Montalvo, Laguanajanda, Fuente Ymbro, Parladé, Las Ramblas, Cuvillo, Jandilla, El Torero, Pereda, Victoriano del Río, Garcigrande y, naturalmente, Juan Pedro Domecq. Representación minoritaria del encaste Atanasio: Puerto de San Lorenzo y Valdefresno. E igual de minoritaria pero con presencia doble del encaste Núñez: Alcurrucén.

Postdata para los íntimos.- Avanti!
Última actualización en Jueves, 11 de Mayo de 2017 09:15