TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

"Los toros catalanes de ida y vuelta". Artículo de Ricardo Díaz-Manresa

Correo Imprimir PDF

 

21- octubre- 2016

Los toros que se van a pasear por Cataluña esperamos verlos. Según. Los toros catalanes de ida y vuelta. O de vuelta e ida. De allá para acá. Todos nos preguntamos qué va a pasar porque Cataluña es desde hace mucho tiempo una región rebelde en la que no se acata ni una ley que venga de Madrid ni de tribunal alguno si no les gusta. Cataluña es ahora como la Bernarda que se acordaban de ella para decir una zafiedad.

Ante la sentencia del Constitucional hay que decir:
1.- Que seis años para decidir lo que estaba claro y se sabía es una barbaridad que convierte la justicia en injusticia. Y que es demasiado tiempo en el que muchos se desengancharon y otros, que pudieran haberlo hecho, dejaron pasaron la oportunidad.

2.- Cataluña no acepta nada del Gobierno español ni de sus tribunales. Ya han dicho que tampoco esta ley.

3.- La sentencia dice –agárrense- que se les permite VETAR un espectáculo público determinado para PROTEGER A LOS TOROS, pero que no pueden llegar hasta prohibir una fiesta que es patrimonio cultural por decisión del Gobierno central.

No puede prohibir, pero puede vetar. Que me lo expliquen. A los taurinos nos dejan la letra positiva de la alegría y la buena noticia y a los rebeldes totalitarios el palo para que sigan saliéndose con la suya  poniendo todas las pegas del mundo.

4.- Se ha de pedir permiso al Ayuntamiento y a quien corresponda para celebrar espectáculo. ¿Lo darán?

5.- Muchas hienas con poder, pero no con autoridad, van a hacer la vida imposible.

Posibles estrategias:

1.- Usted no acata la ley porque no le da la gana. Yo tampoco acepto su no, el del ayuntamiento. Si pido permiso para celebrar espectáculo y no me lo dan, tampoco  la acato y abro las puertas y enfréntese usted a la masa que va a ir a la plaza.

2.- Empezaremos con una exhibición para los alumnos de la Escuela Taurina –naturalmente no cruenta, que no se puedan agarrar a nada- para ir haciendo ambiente y para que no haya muchos gastos.

3.- Si se organiza alguna corrida de toros, en Barcelona por ejemplo, cuya plaza es de propiedad particular, haremos un llamamiento a la afición de España y Francia para llenar la Monumental hasta reventar.   A ver si se atreven a poner pegas las hienas catalanas hitlerianas.

4.- Hay que ser valientes y plantarles cara para defender la libertad y acabar con estas regiones dictatoriales. ¿Una manifestación monstruo por las calles de Barcelona diciendo sí a los toros?

5.- Llenen la ciudad con paseos de vehículos anunciando corridas o simplemente defendiendo el derecho a organizarlas y verlas.

La situación era imposible y ahora, menos mal, tenemos la alegría y la esperanza de que se puede hacer algo. Pero hay que ser muy valientes para que los toros en Cataluña no sean otra vez de vuelta y que se puedan pasear por todas las ciudades catalanas a las que se los robaron con argucias, falsedades, crueldades y prohibiciones. Todo está muy crudo, pero hemos ganado la primera batalla en el contraataque, fundamental para poder seguir luchando.

 

Última actualización en Viernes, 21 de Octubre de 2016 18:44