TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

PAMPLONA. DIARIO DE NAVARRA. "SOLO PARA MANSOS". Por BARQUERITO

Correo Imprimir PDF

TANTO MENTIR

LA ÚLTIMA O penúltima maniobra del lobby antitaurino ha venido a sostener, entre otras falacias, que la mayoría de los corredores del encierro no son españoles, sino norteamericanos, australianos y neozelandeses. Clamorosa falacia. Se aduce como prueba una estadística elaborada, patrocinada y difundida por el Ayuntamiento de Pamplona a pie de obra. No consta si en Santo Domingo o en Estafeta. Convendría saber el quién, el cuándo, el cómo, el dónde y hasta el porqué de esa encuesta tan grosera.

Bastan los dos ojos de la cara, y los dos oídos también, para echar por tierra los datos. Solo que los datos falseados nutren la despensa de los abolicionistas. Montañas de mentiras. En un periódico tan formalito como La Vanguardia una señora Joana Bonet, columnista de lance, se ha tomado la libertad –de expresión- de poner negro sobre blanco que las ocho jornadas y media de sanfermines son exclusivamente una bacanal. Borrachos y más borrachos, y nada más. Atrevida ignorancia.

 

Bonet, que no conoce Pamplona, se atreve hasta con la vida, obra y milagros de Hemingway y sus andanzas navarras. Tesis desmitificadora: “¡Hemingway no corrió el encierro!”  Prueba de cargo.  De modo que esa mayoría de corredores de ultramar deberían ir renunciado al mito. Los casos de violencia sexista en sanfermines han animado a la propia Vanguardia a sumarse al caso. Bacanal y orgía. Catalanes, abstenerse. Australianos, también.

En la revista anual del Club Taurino de Pamplona se ha dado este año noticia de la muerte el pasado agosto a los 77 años y en Barcelona, su ciudad de adopción y residencia, de Juan Antonio Polo, abogado mercantilista de gran prestigio, profesor de la Universidad Central, distinguido aficionado. Juan Antonio estuvo abonado en la plaza de Pamplona cincuenta y un años, fue fiel a esta ciudad y sus fiestas. Perteneció al grupo ilustrado de la Editorial Destino y tuvo el honor de escribir, en la reedición de la Historia del Toreo, de Néstor Luján, una adenda completa, documentada, muy bien narrada y lúcida sobre el periodo de 1966 a 1993. La Historia de Luján y Polo –es obligado hablar de los dos a la vez- es un libro imprescindible. Pero secuestrado, escondido, prohibido. La Barcelona oficial ha decidido camuflar su pasado taurino. Maneras de mentir.

Última actualización en Lunes, 18 de Julio de 2016 02:43