TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

PAMPLONA. DIARIO DE NAVARRA. "SOLO PARA MANSOS". Por BARQUERITO

Correo Imprimir PDF

LA BRAVURA

NO TRASCENDIÓ en los tendidos, probablemente tampoco en el callejón, la desoladora noticia de que un toro de encaste Santa Coloma y del hierro de Los Maños le había pegado en Teruel una cornada mortal al joven Víctor Barrio. A la misma hora de la muerte de Barrio se estaba jugando en Pamplona una brava corrida de José Escolar.

La ganadería de Escolar no pertenece en rigor a lo que se entiende por Santa Coloma sin más, pero en el encaste Albaserrada, que es la seña de procedencia de lo de Escolar, hay, junto a un predominio de sangre Saltillo, un componente de Santa Coloma. El Conde de Santa Coloma y el Marqués de Albaserrada eran hermanos. Las ganaderías, casi lo mismo. Hace poco más de cien años, ganaderos punteros y célebres. Tanto como para dar nombre a encastes reconocidos como propios y singulares.

Se habla de los contrastes trágicos de la fiesta de toros. Y más que se hablará, pues cuatro de los seis toros de este tercer festejo de sanfermines salieron bravos de verdad. La bravura es seriedad, poder, imponer respeto. Cuentan las hechuras no poco: corrida de preciosa estampa. Un cuarto monumental, pero de armónico cuajo. Muy hermosos quinto y sexto. Todos muy astifinos, pero de defensas proporcionadas. Un gozo de ver. Con un tercero de la tarde de nota sobresaliente.

Casar bravura y nobleza no es sencillo, y menos en este encaste cruzado de Saltillo y Santa Coloma tan propenso a dar listeza y segundas intenciones. Pero en esta segunda salida de José Escolar en la Feria del Toro casó todo. La nobleza brava no implica ni listeza ni boba docilidad, sino un grado imprescindible de peligro.

Fue digna de ver y admirar la facilidad y la inteligencia con que Juan Bautista dispuso de sus dos bravos toros en sendas faenas de cálculo y dibujo geométricos. El toreo, el de ahora y el de antes también, es pura geometría. Pero no solo. Soberbias las dos estocadas del torero de Arles: una media lagartijera y un perfecto sopapo. De una y otro salieron rodados sin puntilla dos toros bravos sin más adjetivos.


Última actualización en Sábado, 09 de Julio de 2016 21:05