TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Panorama Taurino de Colombia

Correo Imprimir PDF

Por Enrique Avilán Acosta. Cali, abril 12 de 2016

**Empresa foránea para Cali…¿Un retroceso Taurino?

**Nombres de toreros colombianos, ausentes de la Ferias europeas

**Solo figura el novillero antioqueño Juan de Castilla que ya triunfó en Vergéze, Francia

**Los toros en Sevilla, faltos de presencia, casta y fuerza

**Buena camada de toreros y novilleros americanos está en formación

**Un aficionado amigo llamó desde Bogotá, bastante preocupado, al conocer la noticia de la posible entrega de nuestra plaza de Cañaveralejo a una empresa española como la Casa Lozano, la Casa Matilla o la de Simón Casas. “Eso me parece un  retroceso” me dijo enfáticamente. Le aclaré que esa es una idea que se ha venido comentando y que terminó siendo una proposición deHumberto Botero Jaramillo y fue aprobada por la Asamblea en el sentido de “auscultar la posibilidad de adjudicar nuestra plaza a una empresa foránea experta en el manejo de plazas de toros”.
Es evidente, y así le han reconocido expertos en la materia, que nuestros dirigentes, con una limitada experiencia en contratación y organización de temporadas taurinas, bien podrían entregar nuestra plaza, como lo hacen las principales plazas de España y Francia con buen rendimiento para la empresa y muchos beneficios en lo que al desarrollo taurino de la región se refiere. Por eso, con el respeto que nos merece la expresión de nuestro amigo taurino, esta solución es más beneficio que retroceso.

**De acuerdo a una información enviada por nuestro colega Néstor Giraldo, la ausencia de toreros colombianos de las ferias europeas es total. Como Luis Bolívar cambió de apoderado y está más dedicado a torear en México, desapareció el único nombre acreditado para representar la torería nacional en tierras europeas ya que los demás jóvenes alternativados, no han viajado a España y además, no han hecho méritos para lograr actuaciones en esos países.

El único que está colgado en varios carteles, es el novillero antioqueño Juan de Castilla que ya actuó en una novillada en Vergéze, Francia, premiado con vuelta al ruedo y oreja, en tanto que sus alternantes Manolo Vargas (oreja y oreja tras dos avisos) y Tivo García, (oreja y oreja).

**La deficiente actuación de los encierros en Sevilla, no es de la Feria de Abril en la Maestranza y sí, una consecuencia de lo que ha significado la decisiva y peligrosa influencia de los toreros de la Clase Especial como los del ya conocido bloqueo del G10 y, en años anteriores, delG4 en la Feria de Abril de Sevilla. Esa dura y comprobada escogencia de los toros a ser lidiados en las Feria de importancia, ha llegado casi hasta la más importante del mundo taurino: La Feria de San Isidro de Madrid.

Comentábamos con un directivo y aficionado taurino la decisiva intervención de los apoderados de los toreros ante el veedor de la compra de encierros y uno de los veedores de las plazas colombianas me lo corroboró. Es un mal que parece no tener cura porque muchos de los toreros no quieren correr riesgos con ganaderías que representan peligro y, además, no son fuente (para ellos) de posible lucimiento. Los empresarios tienen muy pocas alternativas: o le dan gusto al torero del grupo especial para incluirlo en los carteles o, simplemente, no puede contar con él. No hay alternativa.

Lo que pudimos apreciar en dos corridas: la de Resurrección y la del sábado anterior, fueron corridas de toreros y no de toros como le gustan a nuestro querido amigo aficionado Rafael Giraldo. Toros con un peso muy cercano al estándar de lo que se exige en España, pero sin fuerza, yendo poco o nada a los caballos, salvo una que otra excepción, sin casta, aborregados. Los toreros, figuras de primera categoría, se esforzaron para lucir y vimos algunas buenas tandas pero sin la emoción ni la sensación de peligro que conlleva un toro bravo. Nos divertimos con las faenas, pero, en realidad, le damos toda la razón a Giraldo que pide el toro fiero, con raza y que vaya a los caballos y meta la cabeza con decisión.

Por eso es que los aficionados quisieran ver a ganaderos que se han especializado en traer toros con presencia, trapío, edad para que se puedas ver un corrida de toros y no un remedo de fiesta. En Colombia, vimos tres encierros importantes en Cali, otros tantos en Manizales, tres de tres en Puente Piedra y dos en La Macarena de Medellín. Las empresas entienden que hay que dar prioridad a las que trajeron buenos encierros y poner en cuarentena a las que no lo hicieron y, si es posible, intentar con nuevas ganaderías,

¿Solución fácil? Nada de ello. Pero los aficionados han aprendido que los ganaderos que se esmeran en traer encierros a las Ferias colombianas, deben tener prioridad a la hora de adquirir las de la siguiente temporada. Y los ganaderos que fallaron, buscar corregir sus errores y, de pronto, esperar una temporada con el correspondiente perjuicio en sus finanzas. Es lo que no se hacía en años anteriores en nuestras ferias y que ocasionó la baja en el ingreso de los aficionados a los tendidos. Esperaremos…

**Una buena camada de novilleros y toreros se preparan para mejorar el lote de latinoamericanos como acontece en este año con el peruano Andrés Roca Rey y el mexicanoJoselito Adame. En Colombia, tenemos a Juan de Castilla, Guillermo Valencia entre los novilleros y Luis Miguel Castrillón entre los toreros jóvenes.

En México, el novillero Leo Valadez, en Ecuador, Martín Camacho, en el Perú, Joaquín Galdoz y en Venezuela Jesús Enrique Colombo. Con ellos y los que ya están en carrera, así como los nuevos de EspañaFrancia, se puede esperar el resurgir de una afición que ha estado adormilada e indiferente.